www.madridiario.es
Elena Sanchez Gallar e Isabel Martinez Cubells
Elena Sanchez Gallar e Isabel Martinez Cubells

UPyD denuncia la adjudicación de contratos menores por 'amiguismo' en Madrid

Por Enrique Villalba
miércoles 15 de octubre de 2014, 13:40h
El Grupo Municipal de UPyD denuncia que el Ayuntamiento de Madrid realizó contratos menores por valor de más de 207.000 a una amiga y antigua colaboradora de la concejala presidenta de Ciudad Lineal, Elena Sánchez Gallar, que actualmente es vocal vecina del PP. La edil argumenta que es legal y que se han aplicado los criterios técnicos precisos para desarrollar dichas contrataciones.

Según la documentación facilitada a Madridiario por la formación magenta, el Consistorio habría realizado contratos menores con la empresa Publi New Advertising, propiedad de la militante y vocal vecina del distrito de Centro, Isabel Gonzalvo, entre 2003 y 2013. Dicha compañía ofrece suministros de estuches de maquillaje, bolígrafos serigrafiados, gorras, material infantil y para talleres, sacapuntas, pinturas, paraguas, pay-pay desplegables, abanicos, agendas, neveras, estuches de vino, cuelga-bolsos, pulseras reflectantes, pastilleros, petates, MP3 y otro material diverso. Suministros que, en muchos casos, se dedicaban a obsequios a funcionarios, policías, vecinos y voluntarios. Todos los contratos fueron contratos menores, amparados por la Ley de Contratos del Sector Público. Este tipo de contratación, cuyo límite estipulado es de 18.000 euros, tiene una menor vigilancia administrativa y puede adjudicarse sin concurso público.

La mayor parte de los contratos, por un montante de 166.000 euros, se produjeron en los distritos de Ciudad Lineal y Hortaleza en los períodos en que Elena Sánchez Gallar ostentó el cargo de concejala presidenta, tal y como desveló este miércoles 'El Mundo'. No obstante, también hubo contratos con las Juntas de Moratalaz, Centro y Retiro. La edil, que también es presidenta del PP de Centro, admite que Gonzalvo es su amiga y una antigua colaboradora de una de sus empresas. No obstante, concreta que es todo legal hasta el punto de que Gonzalvo dejó de suministrar a la Administración en el momento en el que se afilió al PP, en 2012. Los contratos posteriores responden, según la edil, a acuerdos que se demoraron en la tramitación. "La elección de esta compañía se hizo mediante los criterios técnicos aplicados por los operarios de los departamentos correspondientes de la Junta. Se trata de una empresa cumplidora y lo normal es que no se cambie de proveedor si funciona", sentenció la edil.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios