www.madridiario.es
Hospital Carlos III (archivo)
Hospital Carlos III (archivo)

El Carlos III, designado oficialmente hospital de referencia contra el ébola

jueves 15 de enero de 2015, 16:52h
El Consejo Interterritorial de Sanidad, compuesto por los representantes sanitarios de todas las comunidades autónomas, acordó este miércoles designar al complejo hospitalario La Paz-Carlos III centro de referencia en Madrid para el tratamiento de casos de ébola. Además, "a partir de febrero", según el Ministerio, se contará con la unidad de aislamiento del hospital Gómez Ulla.

La repatriación y muerte de los misioneros Miguel Pajares y Manuel García Viejo y el contagio de la auxiliar de enfermería Teresa Romero pusieron el año pasado los focos sobre el hospital Carlos III, centro sanitario donde los tres recibieron tratamiento y que era referente nacional en enfermedades infecciosas. Los hechos tuvieron lugar en pleno proceso de transformación del hospital, pues la Comunidad de Madrid había anunciado su intención de convertirlo en hospital para pacientes crónicos. Ahora, mientras los trabajos para la reconversión en centro de media y larga estancia continúa en suspenso, se están acometiendo obras para habilitar dos nuevas habitaciones en el ala Oeste de la planta para pacientes que requieran aislamiento.

Una portavoz del centro sanitario ha explicado a este digital que esta decisión no modifica los planes de la Consejería de Sanidad y que las obras para la transformación se retomarán cuando el hospital militar Gómez Ulla, en Carabanchel, esté preparado para atender posibles casos de contagio del virus.

El Comité para la Gestión de Ébola propuso un número reducido de hospitales en España con el objetivo de "maximizar" la experiencia de los equipos clínicos responsables del tratamiento y "reducir el número de profesionales expuestos al virus". Así, también designó centros de referencia para casos de ébola al complejo hospitalario Virgen del Rocío, en Sevilla; hospital Royo Villanova, en Zaragoza; complejo hospitalario Nuestra Señora de la Candelaria-Ofra, en Santa Cruz de Tenerife; Hospital Clínic i Provincial de Barcelona, Hospital Universitario La Fe, en Valencia; y el hospital Donostia, en San Sebastián. El procedimiento de actuación acordado establece que, en caso de confirmación de la enfermedad, la asignación de hospital se deberá realizar en un plazo máximo de cuatro horas. La cercanía, la comunidad de residencia  y la no coincidencia de más de un paciente serán criterios a seguir para designar a los enfermos a uno u otro centro. 

El Ejecutivo autonómico detalla, según recoge Europa Press, que para la designación de los hospitales se ha tenido en cuenta "la dotación estructural y la capacidad funcional de los mismos, tales como acceso independiente que pueda gestionar la entrada y la salida de pacientes y personal, la disponibilidad de puertas de acceso controlado a la unidad, un diseño que permita segregar entre un área "limpia" y otra "sucia", la disponibilidad de un laboratorio de bioquímica/hematología en la zona de aislamiento, ducha de descontaminación, protocolo de gestión de residuos clínicos, número de habitaciones de aislamiento, dimensiones de las mismas, dimensiones de las esclusas, disponibilidad de cuarto de baño para el paciente con acceso desde dentro de la habitación y existencia de un sistema que permita visualizar al paciente desde el exterior de la habitación y de grabación del mismo".

Historia de un "desmantelamiento"
La idea de transformar el Carlos III en un hospital para pacientes de media y larga estancia comenzó con el exconsejero de Sanidad Javier Fernández-Lasquetty. Incluyó la medida en su contestado plan de ahorro para la sanidad pública madrileña que se presentó en octubre de 2012 y, pese a la 'lucha' de los trabajadores del centro, el Gobierno regional no dio marcha atrás. Se acordó que La Paz asumiría sus "servicios punteros", el Carlos III sería "centro de apoyo" y ambos conformarían un centro integrado denominado "complejo hospitalario La Paz-Carlos III".

La Comunidad nunca explicó con detalle el porqué de esta decisión. Sí es verdad que en repetidas ocasiones los titulares de Sanidad han manifestado su interés en que existiera un hospital monográfico de media y larga estancia en la capital, es decir, un hospital de titularidad pública especializado en geriatría, postoperatorios que necesitan rehabilitación, neurológicos y de cuidados paliativos. La demanda de este tipo de plazas va en aumento y hasta ahora solo existían dos centros públicos de estas características, uno en Guadarrama y otro en Fuenfría, municipios alejados de la capital. Lo que no se entiende muy bien es por qué se eligió para este propósito precisamente el Carlos III, que era referente nacional en el tratamiento de enfermedades infecciosas. Lasquetty declaró que era una manera de "aprovechar más el talento" al integrarse equipos punteros en La Paz y que la transformación iba a beneficiar a "muchos ciudadanos" que necesitaran plazas de media y larga estancia porque se trata de un hospital "muy bien situado". En total, se aportarán 116 camas a la red pública. Sanidad también justificó la transformación alegando que era una manera de "aprovechar mejor los recursos públicos" desde un punto de vista asistencial y desde la eficiencia económica. Algunas asociaciones en defensa de la sanidad pública sospecharon que las verdaderas intenciones del Gobierno eran sacar a concurso la gestión del centro una vez "el desmantelamiento" se completara.

El hospital Carlos III, ubicado en el Barrio del Pilar, distrito de Fuencarral-El Pardo, comenzó a funcionar en 1990 con la fusión de los hospitales del Rey, Victoria Eugenia e Infante Don Felipe y dependiendo en sus inicios del Ministerio de Sanidad. En junio de 2003 pasó a formar parte de la red del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). En estos 25 años de historia, además de ser referente por sus consultas del viajero, vacunación internacional y especialización en enfermedades tropicales, ha tenido la responsabilidad de hacerse cargo de la asistencia en pandemias y enfermedades emergentes. En Pediatría dispone de una unidad de adopción internacional que es pionera en la región, realizando completos exámenes médicos -hemograma y bioquímica rutinarios, sedimento de orina, prueba de tuberculina, serología- a los niños que llegan desde países extranjeros para establecerse en España. También destacan por sus consultas en Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), atención a pacientes afectados de VIH, de hepatitis víricas y en riesgo cardiovascular. 

Más información:

El Carlos III tendrá 116 camas para enfermos de media y larga estancia

2012: el hospital Carlos III lucha por su supervivencia

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.