www.madridiario.es
José Cabrera. Diputado del PP en la Asamblea de Madrid
José Cabrera. Diputado del PP en la Asamblea de Madrid

Conectando Madrid

Por MDO
lunes 28 de abril de 2014, 13:08h

El transporte público de la Comunidad de Madrid es un elemento vivo, en constante movimiento, que tiene una personalidad propia y se comunica con el viajero. No me refiero únicamente al movimiento físico que realizan los autobuses, los trenes o el metro para trasladar a los usuarios, sino también al movimiento de información que hoy en día se realiza en todos los modos de transporte, estableciendo vínculos de comunicación cotidianos entre el viajero y el operador a través de las redes sociales; poniendo en contacto a anunciantes con consumidores; o permitiendo el acceso a la compra interactiva a través de pantallas digitales.

Tras los años de expansión de la red de metro y la construcción de intercambiadores, el transporte público ha seguido evolucionando para hacerse más cercano al usuario. Hoy en día, los viajeros pueden saber desde su casa el tiempo que resta para que llegue el autobús a la parada con solo enviar un mensaje con el móvil, pueden recargar su tarjeta de transporte eligiendo los días exactos que la quieren utilizar y pueden consultar desde su teléfono si hay alguna línea de metro que sufre avería, para elegir un trayecto alternativo. Cada día, más de 40.000 personas son informadas del estado de la red a través de la cuenta de Twitter de Metro de Madrid.

Esta comunicación con los viajeros es importante para que la red de transportes siga evolucionando. A través de los datos de las tarjetas de transporte, poco a poco se irán conociendo mejor los hábitos de movilidad de los madrileños, con lo que se podrá optimizar el servicio, ofreciendo a los usuarios exactamente lo que necesitan. El conocimiento de los hábitos de movilidad es también útil para poder obtener mayores ingresos por publicidad ofertando los recorridos más concurridos y con mayor número de clientes potenciales.

La publicidad en el transporte público es uno de los elementos que han permitido no subir las tarifas del transporte en 2014 y al que le queda aún mucho recorrido. La innovación también ha llegado hasta la publicidad. Ahora los viajeros de metro pueden ver toda una línea patrocinada, pantallas digitales con anuncios animados, estaciones ambientadas en una película de época o directamente rodajes de anuncios y películas.

La industria del cine hace mucho que se dio cuenta de que el transporte público es una parte importante de la vida de los madrileños. Un buen ejemplo fue Carne Trémula, de Pedro Almodóvar, con Penélope Cruz dando a luz en un autobús y logrando un abono transporte vitalicio para su hijo; o Barrio, de Fernando León de Aranoa, filmando en la estación fantasma de Chamberí.

Estos rodajes suponen ingresos para Metro de Madrid pero a partir de ahora van a suponer una ayuda para la industria del cine, pues se bonificará el coste de las tasas que hasta ahora se cobraba a los cineastas que elijan el metro como escenario, tal y como ha anunciado el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Seguro que con esta iniciativa el transporte público llegará a más personas a través de nuevas películas, cortometrajes o vídeos musicales invitándoles a probar uno de los servicios públicos que más enorgullecen a los habitantes de esta región.

José Cabrera.
Portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión de Transportes e Infraestructuras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios