www.madridiario.es

Es la primera gran exposición sobre el artista que se hace en España

La obra de Ulpiano Checa, en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Por MDO/E.P.
martes 04 de septiembre de 2007, 00:00h
La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando inaugurará este miércoles la exposición 'Fantasía y Movimiento'. Una muestra que reúne un total de 50 obras, entre pintura y escultura, que resumen la ingente producción de Ulpiano Checa. Artista madrileño, nacido en Colmenar de Oreja, considerado uno de los pintores más prestigiosos del eclecticismo decimonónico europeo y que, sin embargo, jamás obtuvo el reconocimiento merecido. Es la primera gran exposición sobre el artista que se hace en España.
En la presentación de la exposición el consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Santiago Fisas, ha confesado que desconocía la existencia de Checa hasta hace dos años, cuando la alcaldesa de Colmenar de Oreja le informó de la realización de tres grandes exposiciones sobre el artista en Argentina, país donde residió una parte de su vida. "La calidad de su obra es incuestionable y está a la altura de Sorolla, Fortuny o Madrazo aunque quedó oculto por ellos", ha declarado el consejero quien ha añadido que la obra de Checa se está revalorizando cada vez más en el mercado y que esta exposición "redescubrirá un pintor de primerísima línea".

Checa nació en 1860 e inició sus estudios en La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Continuó su aprendizaje como pensionado en Roma, y tras obtener la medalla de honor de la Exposición Nacional de 1887, y la de Viena en 1888, se estableció en París donde permaneció hasta su muerte, que se produjo en Dax (Francia) en 1916. Recibió numerosas condecoraciones como la Orden de Carlos III en España y la Legión de Honor en Francia. En 1889 fue premiado en la Exposición Universal de París, donde obtuvo una segunda medalla en 1900. En 1890 ganó una medalla en el Salón de Artistas Franceses, y años después fue premiado en los salones de Lyon y Dijon. Sus triunfos llegaron a EEUU, y en 1895 le concedieron la medalla de oro en la exposición internacional de Atlanta.

 Ángel Benito, director del Museo "Ulpiano Checa" de Colmenar de Oreja y comisario de la muestra, ha señalado su grandeza "al dominar todas las artes, no sólo la pintura, como demostró con sus esculturas, carteles, diseños, ilustraciones, dibujos, realización de escenografía o indumentaria". "Checa no produjo menos de 2.000 obras pero una buena parte de las mismas se halla en manos privadas porque trabajó mucho por encargo", ha recordado Benito. Sin embargo, el comisarioha indicado también que museos como el Prado y el Thyssen o la Diputación de Lugo así como otras instituciones españolas de Asturias y Tenerife cuentan con obras de Ulpiano Checa, quien registró sus obras con el copyrigth en 1904.

Junto a los óleos y esculturas, la exposición, que se ha montado igual que cuando él organizaba una exposición individual incluye objetos diseñados por él, como una caja de galletas, un cenicero, un reloj y un abanico. En este sentido, Benito ha resaltado la "imaginación desbordante" de Checa y le ha calificado de "pintor cinematográfico". Una constante de su obra fue siempre la literatura y llegó a dominar el dibujo, la perspectiva y el color. Realizó sorprendentes encuadres que anticiparon la llegada del cinematógrafo. Sus escenas romanas sirvieron de inspiración a grandes producciones cinematográficas como 'Ben-Hur'. Su 'Carrera de carros romanos' fue la base de la filmación de una de las escenas más memorables de la historia del cine.

Rico y olvidado
Aunque Ulpiano Checa consiguió hacerse rico gracias a su trabajo creativo, no le ocurrió lo mismo por lo que se refiere a su reconocimiento en España. "Desapareció de la escena porque acabó muriendo en plena Guerra Mundial y el hecho de trabajar en buena medida por encargo tampoco le ayudó", ha dicho el comisario al tiempo que ha señalado que su dominio de la técnica "era insultante para sus coetáneos". En cualquier caso, esa falta de reconocimiento no fue algo que preocupase a Checa, quien no sintió la necesidad de formar parte de ninguna corriente artística. "La gloria nunca le interesó. Estaba más pendiente de su propia economía".

El Museo "Ulpiano Checa" recibió en 1960 un total de 30 obras donadas por los hijos del artista. Esta colección se amplió en 1992 y ahora se han incorporado un centenar de obras. Asimismo, en los últimos años los responsables de esta institución están investigando en el archivo familiar (donde se conserva todo lo que se publicaba sobre su trabajo además de muchísimas fotografías de las que el Museo tiene unas 500). También estudian la correspondencia de Checa con otros artistas, los regalos que estos hacían a su mujer cuando se reunían y la parte de la obra con contenido cubista que realizó a lo largo de su trayectoria.

A la inauguración de esta muestra asistirá Jacqueline, la única nieta viva de Ulpiano Checa, que reside en Francia, tiene 92 años y ha venido expresamente para este evento. Según ha adelantado el comisario de la exposición hay conversaciones para llevar la muestra a Argelia, país muy importante también a lo largo de la carrera del artista.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios