www.madridiario.es

Según la última Encuesta de Consumo elaborada por la Cámara de Comercio

La mitad de las familias madrileñas ha hecho una compra importante en julio

La mitad de las familias madrileñas ha hecho una compra importante en julio

Por MDO
martes 31 de julio de 2007, 00:00h
El 48,4 por ciento de las familias madrileñas afirma haberse embarcado en alguna compra que implica una considerable inversión, según concluye la última Encuesta de Consumo elaborada por la Cámara de Comercio de Madrid, correspondiente a los meses de junio y julio. Es el porcentaje interanual más elevado desde hace 15 años, cuando la entidad cameral inició sus estudios para medir la evolución del consumo y del clima de confianza de las familias madrileñas.
Se confirma la tendencia alcista en el consumo efectivo de los hogares, que ya en julio del año pasado batió un récord, cuando el 46,4% de las familias afirmaba entonces haber adquirido algún bien de índole mayor. Así, el consumidor madrileño confía en la mejora de su capacidad adquisitiva. De hecho, el índice de confianza en esta última encuesta se sitúa en 90,9 puntos sobre una base máxima de 200 puntos. El clima de confianza alcanza, por lo tanto, un nuevo récord, insólito desde julio de 2004, cuando se situó en 93 puntos.

Si bien este clima de confianza registra un ligero retroceso de dos puntos respecto a la última encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Madrid en mayo, supera en seis puntos el nivel registrado en julio del año pasado y alcanza su segunda mejor cota en lo que va del presente año. Esta apreciable mejora estival se debe, sobre todo, a la percepción que tienen las familias madrileñas sobre la marcha de su economía familiar. La confianza que depositan en sus propios recursos, que la encuesta valora en 97,5 puntos, supera en más 16 puntos la que se proyecta sobre la marcha de la economía nacional (con un nivel de 81,5 puntos). De ahí que les permita mantener el optimismo en su capacidad adquisitiva.

No obstante, el consumo efectivo de las familias madrileñas registra un retroceso de 2,4 puntos porcentuales respecto a mayo y se refleja en todos los capítulos de gastos de las familias. El descenso es más acusado en aquellas compras que suponen mayor desembolso económico, como son las de automóvil y la vivienda. De hecho, sólo el 2,2% de familias madrileñas se han embarcado en la compra de una vivienda, la mitad que hace tres años (4,5%). Estos datos vienen a confirmar la ralentización del mercado inmobiliario. También el gasto en la compra de los automóviles ha alcanzado su mínima expresión desde que se viene haciendo la encuesta de la Cámara e iguala el registrado en 2003, que fue del 6,5%.

En cambio, las familias mantienen cierto tono en sus compras de muebles y objetos de decoración, pues si bien éstas reducen su importe respecto a la última encuesta (un 19% de compradores actuales frente a 20,6% en mayo) este mes de julio se ha registrado la cota más alta de los últimos cinco años, lo que puede explicarse como uno de los últimos efectos del boom inmobiliario. Algo parecido ocurre con la compra de electrodomésticos, cuya evolución retrocede respecto al pasado mes de mayo y, sin embargo, supone un récord en comparación con la cifra registrada en los últimos 15 años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios