www.madridiario.es

Según el alcalde de Alcorcón, la nueva dirección tendría así un proyecto homogéneo

Cascallana aboga por acabar con las cuotas de poder entre las familias del PSM

Cascallana aboga por acabar con las cuotas de poder entre las familias del PSM

Por MDO/Agencias
viernes 13 de julio de 2007, 00:00h
El alcalde de Alcorcón, el socialista Enrique Cascallana, aboga por acabar con las cuotas de poder otorgadas históricamente a las diferentes familias del Partido Socialista de Madrid (PSM) con el fin de que la nueva dirección tenga un proyecto autónomo y homogéneo.
Cascallana planteó su idea de hacia dónde debe dirigirse el nuevo socialismo madrileño, que debe renacer, dijo, "de un proyecto nuevo, más abierto a la sociedad y sin la carga de hipotecas contraídas". El regidor alcorconero profundizó en su idea de lo que, a su juicio, han sido las "hipotecas" que en el socialismo "han hecho que el objetivo, en muchos casos, fuera conseguir la parcela de poder dentro del partido y no que éste se convirtiera en un instrumento para cambiar Madrid". "Las familias deben entenderse desde la pluralidad, la diversidad y el debate ideológico, lo que hace que el partido sea más abierto y democrático, pero no desde el reparto de poder", apuntó el alcalde.

"No pasa nada por ganar un congreso por seis votos: eso ya ocurrió con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; lo importante es tener un proyecto claro y que esa sea la única prioridad, y no otras", advirtió Cascallana, quien espera que el próximo secretario general del PSM sea Tomás Gómez, actual alcalde de Parla. En su opinión, "tiene la capacidad de liderar socialmente un proyecto y supone un importante revulsivo y aire fresco para los militantes, simpatizantes y votantes socialistas". Para Cascallana, el partido debe ir hacia una mayor apertura a la sociedad "y no sólo tiene que estar en la sociedad, tiene que ser sociedad", aseveró.

El primer edil señaló que la renovación del proyecto político debe abordarse desde la filosofía de la izquierda y sus valores tradicionales, pero "ligados a un mensaje de modernidad y desarrollo social". "Desde la humildad tenemos que contar con todo el mundo, desde las asociaciones vecinales a las entidades profesionales, para que nuestro mensaje llegue mejor a la gente", dijo. En este sentido, destacó que los mensajes socialistas deben estar más "pegados" a la realidad territorial de Madrid, atendiendo a las necesidades distintas de los ciudadanos. A juicio de Cascallana, eso fue lo que él hizo en Alcorcón cuando el PSOE perdió la confianza de los vecinos en el año 1999: acercarse a la gente y buscar su implicación en un nuevo proyecto político.

Se eligen los delegados de Leganés al Congreso
Por otro lado, las bases del socialismo leganense votan este viernes, a partir de las 19:30 horas, las dos listas que optan a la designación de los delegados que acudirán al Congreso Extraordinario del Partido Socialista de Madrid (PSM), los próximos 27 y 28, de donde saldrá el secretario general de los socialistas madrileños. La agrupación de Leganés -que contará con 41 delegados- deberá elegir entre la lista que presenta el actual alcalde, Rafael Gómez Montoya, y la que avala la corriente que se opuso a la designación del regidor como candidato a la Alcaldía. No se descarta "un acuerdo de última hora" entre ambas partes, aunque "se trata de un problema de reparto".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios