www.madridiario.es

Gallardón insta a Medio Ambiente a aclarar las dudas sobre el tema

El Ayuntamiento encarga un estudio para analizar si conducir más despacio contamina menos

Por MDO
jueves 12 de julio de 2007, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid ha encargado un estudio para analizar la conveniencia de limitar a 80 kilómetros por hora la circulación de vehículos para frenar la contaminación en la ciudad. Una decisión que ha tomado el Gobierno de la Generalitat de Cataluña y que, ahora, el Consistorio madrileño está estudiando para ver si, efectivamente, conducir más despacio contamina menos. Así lo ha informado el vicepresidente primero regional, Ignacio González, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.
La contaminación atmosférica de Madrid es responsabilidad directa del Ayuntamiento. Por este motivo y, en relación a la decisión del Gobierno de la Generalitat de Cataluña de limitar a 80 kilómetros por hora la circulación de vehículos para frenar la contaminación en las ciudades, la Casa de la Villa de Madrid ha "encargado un estudio" para comprobar si la polución depende o no de la velocidad. Así lo ha afirmado el vicepresidente primero regional, Ignacio González, al ser preguntado por esta cuestión en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Un acto en el que el portavoz autonómico ha querido dejar claro que es el Ayuntamiento el que tendrá que decidir sobre este tema, que no deja de ser controvertido.

Y es que, según publicaba este miércoles La Vanguardia, circular más despacio no sólo no reduciría la contaminación "sino que incluso corre el riesgo de incrementarla". La Vanguardia destaca que eso es lo que dice un estudio de laboratorio encargado por el RACC al club de automovilistas alemán ADAC. Los responsables del RACC lo pidieron el pasado mes de diciembre, momento en el que la Generalitat anunció la implantación de importantes restricciones de velocidad en los accesos a Barcelona. Y las conclusiones, como recuerda este periódico, "son muy distintas de las que obtuvo la simulación realizada por el Govern".

El estudio recuerda que "la contaminación no depende de la velocidad, sino de las revoluciones del motor, y por ello se emite más polución cuanto más corta es la marcha que se utiliza". Las mayores emisiones de dióxido de nitrógeno se producen cuando se acelera bruscamente o cuando se está al ralentí, por lo que lo más perjudicial son las congestiones circulatorias. Por todo ello, la propuesta del RACC es que los límites de velocidad sean variables y se adecuen a la densidad de la circulación.

Gallardón insta a Medio Ambiente a realizar un estudio
El alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, no se ha referido este jueves al informe anunciado por Ignacio González, pero en cambio ha hablado sobre la polémica por la medida adoptada por la Generalitat. En rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el regidor explicó que este tema "no tenemos todavía la seguridad científica de que sea una medida adecuada para reducir la contaminación", puesto que hay informes contradictorios sobre la materia -uno de la Generalitat y otro del RACC.

En su opinión, "tiene que haber un informe científico que nos diga si compensa emitir menos estando más tiempo emitiendo o emitir más estando menos tiempo; eso, en estos momentos, no hay ningún informe científico que lo avale". Para Gallardón, sería bueno que el Ministerio de Medio Ambiente "resolviese las dudas a las ciudades y Comunidades sobre este tipo de medidas", elaborando un informe sobre la materia. "Creo que lo que debería ser determinante para adoptar una decisión como ésta es el valor medioambiental", por lo que "si científicamente se demostrase que hay medidas adecuadas en cuanto a la regulación de las velocidades, tendríamos que considerarlas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios