www.madridiario.es

Fue excluido de la lista de espera quirúrgica por presentar una infección antes de la intervención

El SERMAS pagará 8.000 euros por daños a un paciente al que se pospuso un tratamiento

El SERMAS pagará 8.000 euros por daños a un paciente al que se pospuso un tratamiento

Por MDO/E.P.
viernes 15 de junio de 2007, 00:00h
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) a indemnizar con 8.000 euros a un paciente que fue excluido de la lista de espera quirúrgica por presentar una infección antes de la intervención.
Según la sentencia, facilitada por la Asociación del Defensor del Paciente (ADEPA), el afectado, R.S.A., padecía desde 1995 una enfermedad llamada hidrosadenitis axilar, caracterizada por la inflamación de las glándulas sudoríparas, de la que fue tratado durante más de seis años con antibióticos, curas locales y drenajes.

Dada la ineficacia del tratamiento, en agosto de 2001 el paciente fue remitido desde su centro de salud al Servicio de Cirugía Plástica y reparadora del Hospital San Carlos para someterse a una intervención quirúrgica, por lo que permaneció en lista de espera hasta el 24 de abril de 2002, fecha en la que fue suspendida la operación porque el enfermo presentaba una infección en la zona afectada. Cuatro días después de aplazar la intervención, el hospital comunicó a R.S.A. que se le excluía de la lista de espera quirúrgica por presentar "infecciones recidivantes", por lo que se le citó en octubre para una nueva valoración del servicio de Cirugía. Ante esta situación, el paciente acudió a la medicina privada, donde fue operado en julio de 2002.

La resolución jurídica explica que el demandante interpuso su denuncia al considerar que "fue objeto de una deficiente asistencia" porque tuvo que esperar más de 6 años hasta que se decidió la operación y porque, por la "deficiente organización burocrática del Hospital Clínico", fue expulsado de la lista de espera, lo que provocó "un retraso grave en su tratamiento" que le causó daños físicos y psicológicos.

El Tribunal subraya que "carece de justificación" el aplazamiento de la cirugía por causa de una infección y estima que la solución a este problema hubiera requerido "la permanencia del paciente en la lista de espera en expectativa del momento oportuno para efectuar la intervención". "Nos hallamos ante un problema de dilación injustificada del tratamiento sanitario adecuado para la curación de la hidrosaneditis que padecía el recurrente", resalta el texto legal, que destaca que que el aplazamiento del tratamiento demuestra "que no fueron empleados los medios disponibles por el sistema público de salud, eventualidad equiparable a una denegación del tratamiento que justifica el recurso a la sanidad privada".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios