www.madridiario.es

Según un estudio de la CECU, hay también un 45 por ciento de envases estropeados

El 17 por ciento de los alimentos congelados de las tiendas, en mal estado

Por MDO/Efe
miércoles 13 de junio de 2007, 00:00h
El 78 por ciento de los arcones de congelación de las tiendas de la capital se encuentran sucios, un 45 por ciento mantiene envases estropeados y el 17 por ciento de los alimentos congelados está en mal estado, según un estudio de la Confederación de Consumidores y Usuarios de Madrid (CECU).
Así, de los 18 establecimientos analizados (entre los que se encuentran algunas de las grandes superficies más conocidas) el único indicador que se cumple en todos los casos -de once analizados- es el del etiquetado. En los diez restantes puntos evaluadores, todos los comercios incumplen al menos una de las normas básicas de congelación, como la temperatura, la limpieza, el nivel de capacidad o la existencia de escarcha.

El hecho de que un 45 por ciento de los envases esté estropeado y un 39 por ciento roto, según las conclusiones de una investigación llevada a cabo a finales de mayo, indica el "poco cuidado en el tratamiento" que se da a los alimentos, aunque mucho más graves resulta que el 17 por ciento de los productos se halle "en mal estado", puesto que este hecho influye directamente en la salud. La existencia de escarcha en la mitad de los arcones prueba que los alimentos sufren cambios de temperatura, lo que implica una posible ruptura de la cadena del frío.

Sin embargo, una de las irregularidades consideradas más graves por la CECU es la imposibilidad, en el 33 por ciento de los establecimientos, de poder ver la temperatura de los arcones, algo que, a su juicio "es una forma de engaño al consumidor". En conjunto, el comportamiento de los indicadores de este año es muy parecido al de 2007 e incluso peor, puesto que no se han corregido las diferencias observadas hace un año.

Así, entre los indicadores que empeoran son los relativos a la conservación de los productos, como la escarcha sobre alimentos -se halló un 39 por ciento más que en 2006-, la escarcha sobre arcones -un 11 por ciento más-, los envases rotos -un 26 por ciento más- y la temperatura no visible, que creció un 16 por ciento respecto al año anterior.

En cuanto a las categorías que mejoran son las de los productos en mal estado -disminuyeron un 11 por ciento respecto a 2006-, los envases estropeados -un 5 por ciento menos-, los envases sucios -un 3 por ciento menos- y el nivel de capacidad -un 32 por ciento menos que en 2006-. Los canales encargados de distribuir o comercializar la comida congelada también suspenden, por lo que la Confederación solicita a las autoridades competentes en materia de inspección que garanticen que no existe riesgo para la salud de los consumidores, especialmente en una época del año en la que predominan las altas temperaturas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios