www.madridiario.es

Anticipa que reabre su actividad en "todos los frentes"

ETA anuncia la ruptura del alto el fuego

ETA anuncia la ruptura del alto el fuego

Por MDO/E.P.
martes 05 de junio de 2007, 00:00h

ETA ha anunciado que el miércoles dará por finalizado el "alto el fuego permanente" que anunció el pasado día 22 de marzo y anticipa que reabre su actividad en "todos los frentes", según un comunicado remitido al diario 'Berria'. La organización terrorista argumenta su decisión señalando que actualmente "no se dan las condiciones mínimas para seguir con un proceso de negociación" con el Gobierno, al que acusa de apostar por "pseudosoluciones".

ETA acusa al Ejecutivo socialista de haber respondido "al parón de las acciones armadas", con "detenciones, torturas y persecuciones" y al presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, de haber transformado su talante en un "fascismo" que "deja a los ciudadanos y a los partidos sin derechos". También critica al PNV, al que dice que "se la ha caído la careta", y al que acusa "de mentir cuando ha de defender a Euskal Herría". También eeitera la necesidad de llevar a cabo "un proceso de liberación de Euskal Herría" que acabe "con un proceso de independencia" y denuncia que "la libertad del pueblo tiene como enemigo la traición".

El comunicado hecho público este martes por ETA supone el undécimo pronunciamiento público de la banda terrorista desde el anuncio de alto el fuego permanente el 22 de marzo de 2006. Esta última 'tregua' ha durado un año, un mes y once días y durante la misma dos personas, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, fueron asesinados en el atentado del aparcamiento de la T-4 del aeropuerto Madrid-Barajas del pasado día 30 de diciembre. El siguiente pronunciamiento de la banda, tras el comunicado en el que precisaba que el alto el fuego permanente comenzaba el día 24, tuvo lugar el 11 de abril cuando ETA instó a los estados a abandonar la represión y a mostrar su voluntad para una salida negociada a través de su boletín interno 'Zutabe', al tiempo que explicó que la decisión de decretar un alto el fuego la había tomado en función de las relaciones mantenidas y las voluntades expresadas.

Un mes más tarde, el 14 de mayo, en una entrevista al 'diario Gara', la banda terrorista reivindicaba la "territorialidad" y la "autodeterminación" y afirmaba que era "el momento de materializar los compromisos en el proceso". No obstante, advertía: "Que nadie piense que la izquierda 'abertzale' va a aceptar mansamente el actual marco sin ningún cambio político". ETA reafirmaba su intención de mantener "hasta el final" el alto el fuego el 15 de junio en otro comunicado dirigido, especialmente, al Estado francés. En esta ocasión, los terroristas instaban al presidente del Ejecutivo galo a que demostrase su voluntad "de dar una solución al conflicto" abordando "un proceso de diálogo y negociación". El siguiente pronunciamiento público se produjo una semana después, el 21 de junio, por medio de un nuevo comunicado dirigido a la opinión pública española en el que la banda reiteraba su voluntad de cumplir los compromisos del alto el fuego aunque advertía de que "la represión" que todavía persistía era "absolutamente incompatible con un proceso de paz". Asimismo, instaba al Gobierno a "expresar su compromiso de respetar lo que el pueblo vasco" acordase sobre la independencia de Euskal Herria.

Crisis del proceso
En estos cinco primeros meses de 'tregua' se aprecia la voluntad de ETA de mantener el alto el fuego y apostar por una negociación dialogada pero en pleno verano la banda terrorista admite públicamente por primera vez que el denominado proceso de paz está en crisis. Concretamente, en un comunicado hecho público el 18 de agosto, ETA reconoció por primera vez la "crisis evidente" en la que estaba sumido el proceso. La banda culpó de ello a la "actitud mezquina" de los partidos, principalmente a PSOE y PNV por "distanciarse de los compromisos adquiridos" y amenazó con que si continuaban "los ataques contra Euskal Herria", ETA respondería. La tensión entre el Gobierno y ETA se acrecienta después de la siguiente aparición de los terroristas durante la celebración de un acto de homenaje con motivo del Gudari Eguna en el monte de Aritxulegi (Guipúzcoa).

Desde ese lugar, tres encapuchados de la banda terrorista leyeron un comunicado en el destacaron "el valor de la lucha" y donde reafirmaban su compromiso "de seguir empuñando las armas firmemente hasta lograr la independencia y el socialismo de Euskal Herria". Asimismo, el 4 de noviembre salió a la luz otro boletín interno de la banda terrorista, 'Zutabe', en el que ETA exigía al Gobierno que antes del final del otoño se diesen "pasos visibles" en el proceso. De lo contrario, la banda amenaza de nuevo con romper el alto el fuego. "Si el Gobierno español no cumple sus compromisos y no hay pasos visibles, el proceso se romperá", advertía entonces, al tiempo que trasladaba su voluntad de "reconducirlo" y anunciaba "un nuevo esfuerzo en el carril de la negociación" con el Gobierno.

Atentado de Barajas
A primera hora del día 30 de diciembre, ETA hacía explotar una furgoneta bomba en uno de los aparcamientos del aeropuerto de Madrid-Barajas, atestado de gente debido a las fechas navideñas. Dos ecuatorianos, Carlos Alonso Palate, de 35 años, y Diego Armando Estacio, de 19, fallecieron en el atentado y se convirtieron en las primeras víctimas de la banda después de tres años. El 9 de enero, la organización terrorista asumió el atentado en un nuevo comunicado, en el que además los terroristas apostaban por la continuidad del proceso aunque advertía que tenía "la firme determinación de responder si persiste la agresión a Euskal Herria".

 Coincidiendo con la celebración del Aberri Eguna, el pasado día 8 de abril la banda terrorista ETA, en una entrevista a 'Gara', habló ya claramente de que el proceso iniciado tras el alto el fuego permanente "está bloqueado" y responsabilizaba de ello a los partidos políticos por no haber alcanzado todavía "un acuerdo político" de resolución. Asimismo, criticaba al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de no haber "actuado con madurez ante el gesto de ETA". En la misma entrevista, reivindicaba la presencia de la izquierda abertzale en las elecciones del pasado 27 de marzo y se mostraba dispuesta a asumir "nuevos compromisos" siempre y cuando "desaparezcan los ataques contra Euskal Herria". "Que nadie se engañe, nuestro compromiso es con un proceso que dé un verdadera salida democrática al conflicto", decía la banda en su último pronunciamiento público hasta este martes.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios