www.madridiario.es

Las grandes ciudades (XVI)

Majadahonda busca su cénit

martes 07 de mayo de 2013, 00:00h
Majadahonda se acerca a su punto óptimo. Situada en una de las zonas con mayor renta per cápita de la región, la población ha buscado implantar un modelo sostenible tanto económico como social, que le permita romper su condición de ciudad dormitorio y le permita transformarse en un municipio residencial colmatado perfectamente integrado en la zona más noble de la corona metropolitana de Madrid.
“Al municipio le queda poco por crecer. La mayor parte del suelo que queda está protegido por el parque del Guadarrama, con lo cual solo podemos aspirar a esponjar el municipio hasta ampliar la población hasta los 100.000 habitantes”, asegura el alcalde del municipio, Narciso de Foxá. “A partir de ahí, nuestra aspiración tiene que ser conservar el gran ratio de servicios que poseemos y cuidar la ciudad para mantener la calidad de vida de los vecinos”, continúa.

Fuente en la plaza de ColónEste municipio del oeste de la región, gobernado con mayoría absoluta por el Partido Popular, tiene alrededor de 70.000 habitantes. En treinta años ha triplicado su población, dentro de la última fase de emigración masiva de miles de madrileños a la corona metropolitana en busca de espacios más residenciales y con mejores servicios que los de la capital. Como consecuencia de ello, el 40 por ciento de la población es menor de 30 años, las familias tienen una media de 2,98 miembros —una de las tasas más elevadas de todo Madrid— y el envejecimiento está cinco puntos por debajo de la media regional. De esta forma, su crecimiento vegetativo duplica el de la Comunidad. El porcentaje de inmigración se sitúa en el 15,5 por ciento, punto y medio por debajo de la media de la comunidad autónoma, aunque se está reduciendo desde que empezó la crisis económica. La renta bruta media de los vecinos asciende a 26.400 euros, la tercera cifra más alta de la Comunidad de Madrid.

MajadahondaA nivel educativo, el 52 por ciento de los jóvenes están escolarizados en colegios públicos. El principal problema del municipio está en que hay un importante efecto fuga de alumnos a la capital, que asciende al 37 por ciento del total de escolares. El 44 por ciento de la población tiene educación superior, más del doble que la media de la Comunidad de Madrid. Esta circunstancia provoca que un 4 por ciento de la población esté compuesto por emprendedores y un 0,5 por ciento por directivos de empresas.

MajadahondaSuelo rústico
La fortaleza económica del municipio se demuestra en que, a pesar de que posee apenas un 1 por ciento de la población de la región, genera un 0,7 por ciento de su Producto Interior Bruto. Los dos sectores más potentes son el residencial y los servicios. El primero casi ha agotado su veta en el municipio a causa de la inminente colmatación de la ciudad después de haber transformado Majadahonda en una ciudad de urbanizaciones  —el 84,2 por ciento de las 40.000 unidades urbanas del municipio son viviendas familiares— que se ha ido extendiendo en forma de mancha de aceite. Eso a pesar de que el precio del metro cuadrado construido es casi un 20 por ciento más alto que la media de la Comunidad de Madrid.

El sector servicios, por su parte, ocupa al 83 por ciento de los majariegos. El sector terciario da servicio a otros municipios como Pozuelo de Alarcón y Madrid; una importante cantidad de empresas del sector terciario ha ubicado su base de operaciones en Majadahonda para aprovechar su importante carta de servicios y su cercanía a la capital, sin sufrir los problemas de la metrópoli, y, por último, la ciudad posee una extensa red comercial que se formaliza en un negocio por cada 10 habitantes, más del triple que la tasa regional.

Centros comercialesHasta doce centros comerciales de distintas dimensiones conforman un entramado de servicios elevadísimo para una población tan pequeña. A ellos se unen polígonos como El Carralero, formado por 25 hectáreas de espacios comerciales ininterrumpidos en el que se concentra buena parte de la escasa industria por la que ha apostado la ciudad. Esta terciarización tan acusada responde a los niveles de renta y explica que se haya Majadahonda convertido en un polo de atracción de compras para los municipios situados más al oeste.

MajadahondaPero, al margen de los negocios, los majariegos aseguran que uno de los principales valores de la ciudad es su masa verde. De las 3.850 hectáreas que abarca el municipio, el 65 por ciento es suelo rústico. Majadahonda es una estación de paso entre el monte de El Pardo y La Pedriza. El monte de El Pilar es su ámbito vegetal más conocido, un parque forestal protegido de 243 hectáreas que fue parte del cazadero real y que alberga un auténtico paraíso ornitológico con decenas de especies.

A todo ello se suman equipamientos cuyo ámbito excede el término municipal. El nuevo hospital Puerta de Hierro,  una de las grandes referencias del municipio y la comarca, abrió sus puertas en 2012. Fundado hace casi  cincuenta años de vida en la colonia madrileña del mismo nombre, personal e instalaciones fueron trasladados en 2008 a Majadahonda donde, con sus 39 especialidades, 613 camas y 22 quirófanos, sigue siendo un referente en investigación quirúrgica y clínica.

Contenedores de residuos semienterradosPeatonalizaciones masivas
Tan solo le queda a la ciudad un gran proyecto de futuro para la ciudad: el Metro. Se podría así descongestionar el Cercanías, que está situado a las afueras de la ciudad, y se lograría reducir el tráfico. Y es que Majadahonda es uno de los municipios con mayor ratio de vehículos por habitante, con 727 por cada 1.000 lo que hace que cada día se desplacen 197.000 vehículos desde el municipio a centros de trabajo, fundamentalmente ubicados en Madrid. Según las estadísticas, el 63 por ciento de los trabajadores usan el vehículo privado lo que incrementa la polución en la zona y conlleva pérdidas económicas y de tiempo para la población.

El proyecto que baraja el Gobierno regional supondría abrir una estación en la plaza de Colón e incluso se estudia abrir una segunda parada en la ciudad para completar la conectividad y enlazar con la capital en solo doce minutos.

También hay reservado espacio para un par de parques más y no se descarta algún polideportivo más. Asimismo hay proyectos complementarios relacionados con la cultura y la educación que podrían desarrollarse si la economía mejorara ostensiblemente. Entre tanto continúa la peatonalización masiva de espacios públicos y la construcción de un carril bici que está complementado con un servicio para fomentar la movilidad con este medio de transporte limpio.

Una ciudad sobre patines
Majadahonda tiene una de las tradiciones más importantes en materia de hockey y patinaje sobre hielo de toda España. El Palacio de Hielo es referencia nacional como instalación deportiva para estas disciplinas. Pero, sobre todo, en el municipio hay cultura y cantera de patinaje, hasta el punto de que es uno de los programas deportivos que incentiva la administración majariega. El SAD Hielo Majadahonda juega en la Superliga Española de Hockey Hielo y aporta jugadores a la selección nacional. Mientras, el club Igloo es actualmente el mejor espacio de patinaje artístico sobre hielo de España, en el que se han formado profesionales de categoría internacional como Sonia Lafuente o Javier Fernández López.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios