www.madridiario.es

Las 'batas blancas' vuelven a las calles en un tibio 17-M

domingo 17 de marzo de 2013, 00:00h
Unas 3.000 personas -según la Policía- han desafiado al mal tiempo de este domingo en la capital en una nueva 'marea blanca' contra la privatización de la gestión de la sanidad pública. Las dos columnas procedentes de Colón y Neptuno han avanzado conjuntamente desde Cibeles hasta la Puerta del Sol, donde la marcha ha culminado con la lectura de un manifiesto.
Al filo del mediodía, dos columnas de trabajadores de hospitales públicos -convocados por la Mesa en Defensa de la Sanidad- ataviados en su mayoría con batas blancas, han salido de las plazas de Colón y Neptuno.A las 13 horas han confluido en Cibeles para avanzar hacia la Puerta del Sol.

La manifestación, visiblemente menor que las que se vienen celebrando desde octubre, ha agrupado a trabajadores y usuarios de los hospitales públicos madrileños y ha transcurrido en un ambiente tranquilo y de total normalidad. Pese a que no les han acompañado ni el tiempo ni el Puente de San José, los cánticos que condenaban el plan sanitario han vuelto a poner la banda sonora a las calles del centro.  A los eslóganes habituales como "La sanidad no se vende, se defiende" se han sumado otros como "Genocidio sanitario".

Condiciones para la gestión
La convocatoria de esta nueva 'marea blanca' se produjo después de que el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, haya anunciado que "en pocas semanas" se darán a conocer los pliegos de condiciones para la licitación de la gestión sanitaria y otros servicios no sanitarios en algunos hospitales madrileños.

La inminencia de la publicación de estos pliegos ha hecho que las consignas de los manifestantes se hayan centrado en el consejero con gritos como: "A Lasquetty le vamos a preguntar cuántos sobres le van a regalar por vender nuestra sanidad".

Durante la marcha también se ha increpado a los medios de comunicación, en concreto a los periodistas de televisión, a quienes los manifestantes han gritado que se fueran de la marcha.

La secretaria de CCOO de la Federación de Sanidad de Madrid, Rosa Cuadrado, ha señalado que la manifestación pretendía expresar el rechazo de trabajadores y sindicatos a la "agresión" del Gobierno regional a la sanidad pública y a los planes de externalización de la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud.

El Hospital Carlos III, en el punto de mira
También se han querido denunciar los planes del Gobierno de Ignacio González de reconvertir el hospital Carlos III en centro de media y larga estancia y la desaparición de 26 categorías profesionales no sanitarias al 'externalizar' los servicios de cocina y mantenimiento.

En el mismo sentido se ha pronunciado la responsable de la Federación de Sanidad de UGT, Carmen Medranda, y el representante del CSIF, Fernando Hontangas, quien ha avanzado que su sindicato baraja plantear a la Mesa de la Defensa de la Sanidad Pública la convocatoria de una huelga.

Durante la marcha, un grupo de simpatizantes de la 'marea verde', en defensa de la educación pública, y de indignados del 15-M se han sumado al acto interpretando una rianxeira con letra relativa al "desmantelamiento" de la sanidad pública, acompañada por dos violines, que ha arrancado los aplausos de los asistentes.

La marcha ha terminado en la Puerta del Sol con la lectura de un manifiesto a cargo de trabajadores sanitarios en el que se han narrado "las verdades y las mentiras de la privatización".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios