www.madridiario.es

El Ayuntamiento venderá el mercado de frutas y verduras

miércoles 21 de noviembre de 2012, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid pondrá a la venta la parcela del antiguo mercado de frutas y verduras de Legazpi, según el proyecto de Presupuestos para 2013.
Tal y como se explica en la memoria de las cuentas municipales, el Consistorio pretende obtener por este terreno, de 30.000 metros cuadrados y en el que está instalada una central de Samur, 5,72 millones de euros. De esta manera, el Gobierno municipal se desharía de una de las parcelas que entraba en todos los planes urbanísticos para el distrito de Arganzuela como espacio susceptible de instalar un gran equipamiento público.

Y es que el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón proyectó que el antiguo mercado se transformase en el nuevo Área de Urbanismo, aglutinando las oficinas de la Gerencia y de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo. Incluso, el estudio Pesquera Ulargi llegó a hacer un diseño de su aspecto futuro. Llegó la crisis y el proyecto cayó en el olvido. Este proyecto abría la puerta a un dominó urbanístico que supondría el traslado de la Junta de distrito de Arganzuela a las actuales oficinas de la EMVS. A su vez, la Casa del Reloj se convertiría en las oficinas de Matadero Madrid. Luego se pensó instalar un conglomerado de torres de viviendas y oficinas que tampoco cuajó.

Después llegó Ana Botella, que llegó a proyectar que en el lugar se instalase el intercambiador de transportes de Legazpi y un centro comercial, que el Consorcio Regional de Transportes de Madrid había previsto realizar a nivel subterráneo. La iniciativa fue descartada desde el Consorcio por los problemas de acceso y los costes de la operación.

El antiguo mercado de frutas y verduras fue diseñado en 1931 por Luis Bellido, Javier Ferrero y Peña Boeuf, para sustituir al antiguo mercado de la Cebada. Para su construcción, que duró cuatro años, se utilizaron unos terrenos próximos al río y a continuación del matadero y junto al puente de la Princesa. Eran restos de la antigua dehesa de la Arganzuela. El terreno era poco apto para construir porque podía soportar poca carga. Sin embargo, se proyectó un sistema constructivo similar al de los esquíes, de tal manera que la fábrica 'flotaba' sobre el terreno, gracias a un sistema de láminas de hormigón sobre los que se apoyaron los pilares y la estructura. En 1959, 4.000 metros cuadrados de este terreno se usaron para construir el mercado de patatas. El Estado cedió en 1967 unos terrenos al Ayuntamiento, resultantes de la canalización del río a cambio de que estos fuesen una zona verde que se ampliase con los terrenos resultantes del derribo del matadero y el mercado, que estaban en proceso de desmantelamiento. Tras varios años de prórrogas, el Consistorio consiguió del Parlamento la cesión de los inmuebles para salvarlos de la piqueta, con tal de que su uso fuese destinado para equipamientos colectivos y servicios generales. Cayó en desuso con la implantación definitiva de las naves de Mercamadrid.

Según las cuentas municipales, el Consistorio pretende obtener en 2013 33,84 millones de euros derivados de la enajenación de ocho propiedades. Además de la de Legazpi, destaca la venta del 25 por ciento de la parcela donde se ubica actualmente la sede de Urbanismo municipal. Además, se han puesto a la venta dos parcelas en El Cañaveral por 2,69 millones cada una, otra en el camino del Barrial (3,01 millones), plaza de Valparaíso 9 (2,68 millones), Tomás Bretón (459.589 euros) y otra en Moscatelar (574.794 euros).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios