www.madridiario.es
Mujeres de vida alegre

Mujeres de vida alegre

Por Lucía de la Fuente
martes 02 de octubre de 2012, 00:00h

Golfas, furcias, perras, guarras, fulanas, rameras, pendones, zorras, PUTAS. El vocabulario en castellano para referirse a las mujeres que ejercen la prostitución es vasto en términos peyorativos. Todos ellos se utilizan, además, como insultos. Sirven de calificativos para mujeres que no necesariamente ejercen, para condenar la promiscuidad o, simplemente, para adjetivar a una persona que consideramos mala.

Prostitutas, meretrices, cortesanas, hetairas, chicas de compañía o trabajadoras del sexo ?estos dos últimos engloban una industria mucho más amplia? parecen más correctos. Luego está 'mujeres de vida alegre', que suena bien, lástima que casi nunca sea real. O princesas, como las ha llamado el cine.

Brigitte, Mónica, Vanessa, Alina, Fátima, Cristal, Angélica, Tiffany, Candy, se hacen llamar. No son, casi nunca, sus nombres verdaderos. Es fácil adivinar el motivo de tan simple engaño. Aún así hoy quiero, queridos lectores, compartir con vosotros la explicación que me dio una de ellas el otro día: "Cuando te llaman puta, guarra, cuando te tratan como si fueras una mierda, te humillan, cuando haces cosas que no quieres hacer... te consuela pensar que no te lo hacen a ti, se lo hacen 'a la otra'. Se lo hacen a Fátima. Jamás a Eva".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios