www.madridiario.es
Fernández Ordóñez pidió que Bancaja se uniera a Caja Madrid, según Rato

Fernández Ordóñez pidió que Bancaja se uniera a Caja Madrid, según Rato

Por MDO/E.P.
jueves 26 de julio de 2012, 00:00h
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha declarado en su comparencencia en la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso de los Diputados que el exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, le pidió que Bancaja se incorporara al SIP de Caja Madrid. Rato, además, ha confiado en que los grupos políticos reconozcan que su equipo actuó "correctamente".
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato ha llegado este jueves a la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso para dar cuenta de su gestión en Bankia con el semblante muy serio y flanqueado por diversos dirigentes del PP, entre ellos el portavoz parlamentario del Grupo Popular, Alfonso Alonso, y uno de sus portavoces adjuntos Teófilo de Luis, así como del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón.

Rato ha accedido a las dependencias del Congreso por el garaje. Una vez dentro, el expresidente de Bankia ha sido saludado en primer lugar por los diputados del PP Teófilo de Luis, Santiago Lanzuela e Ignacio Llorens, y minutos más tarde lo hacía el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons.

Al comienzo de su comparecencia en la citada Comisión, Rato ha asegurado que su asistencia no tiene otro propósito que describir la situación de Bankia, las visicitudes y circunstancias para disipar cualquier duda, para que se aclare cualquier incógnita y se refuten acusaciones sobre la gestión de la entidad en una de las épocas más convulsas del sector.

El expresidente de Bankia, a continuación, ha asegurado que el día 2 de junio de 2010 el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez le citó "con urgencia" en su despacho, donde también acudió el presidente Bancaja, José Luis Olivas, y el entonces subgobernador del Banco de España, Francisco Javier Aríztegui.

El exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.En este encuentro, según Rato, Fernández Ordóñez pidió que Bancaja se incorporara al SIP de Caja Madrid y le "conminó a negociar los detalles de inmediato", lo que suponía un cambio de tamaño para el proyecto, que pasaría de ser el cuarto jugador del mercado a uno de los primeros.

Para asegurar la fusión, se encargaron auditorías que, según Rato, no desvelaron riesgos significativos, por lo que se fue negociando la integración, que se hizo efectiva el 3 de diciembre con la constitución del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) a través de un proceso "transparente y riguroso". Durante la fusión se realizó un saneamiento que, según Rato, el Banco de España consideró "excesivo".

"El BCE no me forzó"
Aunque en esta primera intervención dejó claro que fue el exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el que le sugirió esta operación, al tiempo que ha garantizado que las conversaciones con La Caixa nunca llegaron a formalizarse, durante su turno de réplica ha explicado que el Banco de España no le forzó, sino que le propuso una fusión que comenzó a estudiar y en la que vio viabilidad y condiciones "equilibradas" para los diferentes actores implicados. "No fui forzado a fusión con nadie", ha aseverado.

Por otro lado y ante las preguntas de algunos de los portavoces sobre la fallida operación con La Caixa, Rato ha asegurado que estas conversaciones formaban parte de otras que, como presidente de Bankia, mantenía con varios grupos porque en un contexto económico como el actual las sinergias son "un elemento seguro".

Sin embargo, la operación con La Caixa, según Rato, no llegó a formalizarse ni a contar con un banco de negocio que iniciara el procedimiento de forma oficial. "Nunca ha sido una negociación formal. Me podrá creer o no" ha contestado a la diputada canaria, Ana Oramas, que ha interpelado al ministro sobre este tema.

Plan económico rechazado
La elevación del ratio de capitalización en el marco de la reforma financiera a entre el 8% y el 10% llevó a la salida a Bolsa de Bankia. Llegado a este punto, Rato ha declarado que el Banco de España le pidió que fuera más ambiciosa de lo que se había planteado inicialmente, lo que llevó a que intentar mover entre 3.000 y 4.000 millones. El precio se fijó en 3,75 euros por acción en un momento especialmente difícil del mercado, "significativamente más bajo" del previsto inicialmente, según Rato, lo que implicaba un descuento sobre el valor previo del 70%.

Ante la penalización en el mercado y el abandono de inversores extranjeros, se empezó a trabajar en un esfuerzo adicional de saneamiento para calmar las crecientes inquietudes. Así, el equipo de Rato planteó el 4 de mayo un plan de mejora al Ministerio de Economía para reducir el balance en 40.000 millones en tres años.

Para llevarlo a cabo, Bankia pedía un línea adicional al FROB de 7.000 millones de los que una parte se iría devolviendo a lo largo del ejercicio, por lo que se quedaría en un volumen total de 6.000 millones en préstamos públicos, una cantidad muy inferior a la que ha presentado el nuevo presidente de Bankia, Ignacio Goirigolzarri.

"El plan nunca fue aprobado", ha lamentado Rato, tras asegurar que hubo un intercambio "intenso" de opiniones y que se incorporaron todas las sugerencias de las autoridades a un plan que, además, incluía ajustes en el gobierno corporativo para reducir consejeros, comités y la estructura de matriz.

Falta de entendimiento
Por otro lado, el expresidente de Bankia ha asegurado que dimitió del cargo que ocupaba porque vio que las autoridades correspondientes no compartían su mismo criterio y cree "firmemente" que hizo lo correcto en ese momento.

En esas circunstancias, no quiso plantear un enfrentamiento ni poner en riesgo la entidad, por lo que decidió dimitir, renunciar a cualquier indemnización y dejar su puesto en todos los consejos. "Consideré firmemente que debía ser otro equipo el que negociara con las autoridades", ha señalado Rato, tras defender una vez más su gestión al frente de Bankia al asegurar que ostentó su cargo con "convicción".

"No se podía retrasar la salida a Bolsa"

Además, Rato ha asegurado que la salida a Bolsa de Bankia no se podía haber retrasado a después del verano porque, de haberse hecho así, no se habría producido la capitalización.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, Rato ha respondido así a los grupos que le han preguntado si la entidad eligió el mejor momento para empezar a cotizar. "El momento más oportuno depende", ha dicho Rato, quien ha insistido en que después de verano no se podría haber hecho porque los descuentos fueron mayores, tal y como advertían los analistas.

No al Banco de Valencia para evitar riesgos
En cuanto al motivo por el que no recapitalizó el Banco de Valencia, Rato ha explicado que la única política que siguió fue la de no aumentar el riesgo de Bankia. De hecho, ha asegurado que en los dos años que estuvo al frente de la entidad el perfil de riesgo de la misma disminuyó gracias a las provisiones y a la capitalización.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios