www.madridiario.es
El abono sin contacto recibe 20.000 solicitudes en mes y medio

El abono sin contacto recibe 20.000 solicitudes en mes y medio

Por MDO/E.P.
domingo 17 de junio de 2012, 00:00h
La nueva tarjeta de transporte público sin contacto de 30 días, cuyos primeros beneficiados son los usuarios del Abono Joven de la Zona A, ha recibido 20.000 solicitudes en mes y medio, como ha informado este domingo el Gobierno regional a través de un comunicado.
Además, el Consorcio Regional de Transportes ha gestionado más de 30.000 consultas y solicitudes de información sobre la nueva tarjeta, tanto a través de Internet como por teléfono y presencialmente en las oficinas dispuestas para ello.

La Comunidad de Madrid recuerda a los usuarios del abono joven de la zona A, los primeros beneficiados por esta iniciativa, que si ya disponen de abono transportes pueden solicitar el cambio gratuito del billete magnético por la nueva tarjeta hasta el 31 de julio. Para los nuevos usuarios o quienes soliciten el cambio pasado este plazo tendrá un coste de 4 euros.

Con el objetivo de animar a los jóvenes que quieran utilizar esta tarjeta a realizar su solicitud dentro de este periodo en el que la sustitución es gratuita, la Comunidad de Madrid, a través del Consorcio Regional de Transportes, ha puesto en marcha una campaña por la que hasta el final de la Eurocopa todos los que realicen la solicitud on-line, a través de las páginas www.crtm.es o www.tarjetatransportepublico.es podrán participar en el sorteo de once camisetas de la selección española.

30 días naturales
La novedad más importante que se introduce con el inicio de la implantación de la nueva tarjeta transporte público es que por primera vez el periodo de validez del abono transportes mensual es de 30 días naturales que el usuario decide cuando empezar a consumir, sin que tenga que coincidir con un mes natural.

Esto permite a los usuarios planificar su compra de acuerdo con sus necesidades, lo que repercutirá en un importante ahorro económico. Además, la nueva tarjeta, que es personal e intransferible, permite el acceso a los distintos modos de transporte mediante su aproximación al lector señalizado con la imagen de la tarjeta.

En esta primera fase, pueden solicitar la nueva tarjeta los usuarios del Abono Transportes Joven de la zona A, tanto quienes ya disponen de abono transportes como quienes lo soliciten por primera vez.

En el primer caso, la renovación podrá realizarse por Internet, en un estanco autorizado, cuyo listado está disponible en estas mismas páginas. También se puede hacer por correo postal.

Nuevos usuarios
Respecto a los nuevos usuarios, también podrán solicitarlo y realizar los trámites on-line o solicitar cita previa por Internet o por teléfono, para acudir a una de las siete oficinas de gestión habilitadas al efecto, ubicadas en la propia sede del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, y en las estaciones de Metro e intercambiadores de Avenida de América, Ciudad Universitaria, Moncloa, Nuevos Ministerios, Plaza de Castilla y Príncipe Pío, donde se les realizará la tarjeta en el acto.

En estas mismas oficinas podrán recoger la tarjeta los usuarios que ya disponen del Abono Transportes en la actualidad y hayan solicitado la renovación por Internet, además de en los estancos autorizados.

Una vez que el usuario haya obtenido la tarjeta podrá cargarla en las máquinas expendedoras de billetes habilitadas para ello en numerosas estaciones de Metro, las cuales estarán debidamente identificadas.

Una vez realizada la carga, el usuario tendrá diez días para comenzar a utilizarla, comenzando a contar los 30 días de utilización desde la primera validación.

Comodidad y ahorro
Además de la comodidad de acceso, la flexibilidad y el ahorro económico, la tarjeta transporte público ofrece importantes ventajas en materia de seguridad. Por ejemplo, integra toda la información en un servidor centralizado, de manera que si un usuario denuncia su desaparición por pérdida o robo, se anula esta tarjeta y se emite una nueva.

En este sentido, cabe destacar que aunque la tarjeta sin contacto ya funciona en otras ciudades europeas como Londres o París, en Madrid se ha desarrollado una tecnología única que la convierte en la más segura de Europa.

De este modo, el chip que se ha incorporado en estas tarjetas está protegido ante posibles ataques de hackers, lo que impide, por ejemplo, su duplicación y garantiza la protección de los datos de los usuarios.

Esta nueva tarjeta irá sustituyendo paulatinamente a todos los abonos transporte con banda magnética, que utilizan dos de cada tres usuarios del transporte público. Antes de que acabe el año el nuevo sistema se habrá extendido a los usuarios de Abono Transportes normal de la zona A.

A partir del año que viene continuará extendiéndose al resto de abonos. Esta iniciativa no sólo supondrá un ahorro económico y mayor comodidad para el usuario, sino que, además, su puesta en marcha permitirá ahorrar más de 150.000 kilos de papel en los próximos cinco años y un 30 por ciento en los costes de operación y mantenimiento de los tornos al tratarse de una tarjeta sin contacto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios