www.madridiario.es

Cae una red de bodas de conveniencia

viernes 15 de junio de 2012, 00:00h
La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal asentado en Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y Parla que se dedicaba a concertar matrimonios de conveniencia entre españoles y extranjeros en situación irregular, operación en la que diecisiete personas han sido detenidas.
Según ha informado la Policía, los miembros de este grupo asesoraban a inmigrantes irregulares sobre cómo obtener tarjetas de residencia, y también se dedicaban a falsificar tarjetas de identidad, DNI, carnés de conducir, libros de familia, certificados del Registro Civil o contratos de trabajo. Incluso en alguna ocasión, actuaban como testigos de las uniones matrimoniales.

Como consecuencia de la operación la Policía ha detenido a 17 personas -ocho en la provincia de Madrid, siete en Valencia, uno en Palma de Mallorca y uno en San Sebastián- y ha registrado 11 domicilios -en Valencia, Palma de Mallorca, San Sebastián, Jerez de la Frontera, y varias localidades de la Comunidad de Madrid-.

En ellos se han incautado numerosos documentos falsos listos para su venta y gran variedad de instrumentos para elaborarlos, como máquinas plastificadoras y termo-selladoras, ordenadores portátiles, pen-drives, impresoras, sellos húmedos de la República de Guinea Ecuatorial, sellos fechadores, botes de tintas indelebles o pegatinas circulares con las dimensiones de los sellos de seguridad del Ministerio de Asuntos Exteriores español y soportes en blanco, entre otro material.

La investigación comenzó el pasado mes de enero en Cádiz, cuando se detectó que una ciudadana española, de origen ecuatoguineano, había ejercido el derecho de agrupación familiar en quince ocasiones diferentes. De este modo sus parientes habían solicitado un visado para viajar a España y beneficiarse así de la condición de familiar de ciudadano comunitario.

Los agentes analizaron las solicitudes presentadas y comprobaron que varios de los documentos aportados eran falsos; además, constataron que la mujer formaba parte de un grupo organizado y realizaba de manera habitual estas actividades ilícitas. A partir de esta información, los investigadores averiguaron que la falsificación de documentos era solamente una parte de su ocupación principal, favorecer la inmigración ilegal.

La red actuaba en todo el territorio nacional, si bien su centro de operaciones estaba ubicado en las localidades madrileñas de Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y Parla. Varios de los miembros de la banda se encargaban de captar a ciudadanos españoles que, previa contraprestación económica, accedían a contraer matrimonio con extranjeros que se encontraban en situación irregular en España. Además de poner en contacto a los contrayentes, les proporcionaban todos los documentos falsos que estos debían aportar para la tramitación de los expedientes matrimoniales o de pareja de hecho. Incluso, elaboraban los papeles necesarios para la tramitación de los matrimonios de conveniencia, la red elaboraba, bajo pedido y previo pago, todo tipo de reproducciones de distintos documentos para financiar su actividad delictiva. Las copias generadas eran de buena calidad debido a la especialización de algunos de los miembros del grupo y a las herramientas utilizadas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios