www.madridiario.es
Tras los exámenes, el abono sin contacto

Tras los exámenes, el abono sin contacto

Por Enrique Villalba
miércoles 06 de junio de 2012, 00:00h
El abono sin contacto cumple un mes de vida en el que se ha ido implantando lentamente. El Consorcio Regional de Transportes prevé que haya un fuerte incremento de usuarios del abono joven A que se saquen el nuevo título tras la conclusión de los exámenes escolares y universitarios.
Miércoles. 17.00 horas. Una joven de 18 años se acerca a la sede del Consorcio Regional de Transportes de Madrid para sacarse el nuevo abono sin contacto. Es usuaria habitual y solo tiene que renovar el título. Hasta finales de julio, cualquier usuario autorizado para ello recibirá su tarjeta de manera gratuita. La usuaria acude con el impreso de solicitud cumplimentado, una fotografía en color, una fotocopia del DNI y otra del abono actual. En apenas cinco minutos, la operaria le entrega su abono, con la recarga pertinente. Tiene 10 días para comenzar a utilizarlo o comenzarán a descontársele entonces los 30 días naturales consecutivos de uso del nuevo billete mensual al que da acceso este dispositivo.

Una joven usuaria presenta la documentación para obtener su nueva tarjetaEsta es solo una de las fórmulas para obtener la nueva tarjeta sin contacto, que hasta finales de verano solo estará disponible para los usuarios del abono joven de la zona A. También puede obtenerse rellenando una solicitud 'online' para su posterior recogida. Este trámite tarda apenas cinco días. El cliente puede además encargar y recoger la tarjeta en uno de los 401 estancos autorizados. En este caso, el trámite dura veinte días. Por último, pueden cumplimentarse los datos por correo postal para recibir el abono en la dirección del remitente. Los nuevos usuarios pueden tramitarlo por Internet o mediante cita previa. En su caso, la tarjeta les cuesta cuatro euros. Cualquier descuento por familia numerosa o discapacidad, se aplica al billete mensual, no a la tarjeta.

La Comunidad de Madrid ha habilitado hasta ahora siete oficinas en la capital (estaciones de Metro de Avenida de América, Nuevos Ministerios, Moncloa, Plaza de Castilla, Príncipe Pío y Ciudad Universitaria, y la sede del Consorcio de Transportes) y 401 estancos autorizados para realizar los trámites de obtención del nuevo título.

Carlos Cristóbal-Pinto, director de Calidad del Consorcio Regional de Transportes de Madrid"Los meses de junio y julio van a ser la prueba de fuego para poner en marcha el abono sin contacto porque es ahora cuando los jóvenes concluyen los exámenes. Hemos escalonado los plazos de implantación y esta primera fase -la del abono joven de la zona A- está sirviendo para probar el mecanismo de cambio de títulos y engrasar la máquina", explica Carlos Cristóbal-Pinto, director de Calidad del Consorcio Regional de Transportes de Madrid. La autoridad única del transporte público espera que antes de agosto pasen por las oficinas de la red de transportes regional las 120.000 personas que integran este espectro de usuarios. A partir de después del verano, los planes del Ejecutivo regional pasan por introducirlo en los usuarios del abono normal A (350.000 personas) y, en 2013, ampliarlo progresivamente al resto de áreas de transporte de la geografía madrileña y a la tercera edad.

Tarjeta contra la discriminación
La tarjeta puede cargarse en las máquinas habilitadas que posee la red de Metro con un título. En el futuro, podrá contener hasta tres billetes de transporte distintos (hasta un abono y el resto no abonos de otros operadores). Su color es homogéneo para todos los usuarios. "No queremos que haya discriminaciones entre unos tipos de usuarios y otros. Los títulos que usen serán confidenciales", concreta Cristóbal-Pinto. Toda la red de transportes, salvo los autobuses interurbanos, que este verano completarán su proceso de modernización en este sentido, cuentan con canceladoras para este tipo de billetes.

Entre las ventajas que posee el nuevo abono, según el Consorcio, destacan cuatro: rapidez, seguridad, ahorro y ecología. La rapidez se concreta en que no va a ser necesario sacar la tarjeta de la cartera (salvo en el caso de que se lleven dispositivos con tecnología similar, con los que puede que haga interferencia), lo que acelerará las entradas y salidas de los medios de transporte y, por tanto, disminuirá, en el caso de los autobuses, los tiempos de espera.

Un joven usuario acude al Consorcio para sacarse la nueva tarjeta sin contactoSegún Cristóbal, la tarjeta sin contacto es más segura porque dificulta los fraudes y clonaciones, y facilita la cancelación en caso de robo. El Consorcio calcula que los usuarios pueden obtener un ahorro de un billete de 30 días al año aproximadamente si se gestionan bien los tiempos de uso de los títulos, evitando compras innecesarias, por ejemplo, en períodos vacacionales. Por último, el componente ecológico estriba en que no es necesaria la expedición de billetes, ya que el dispositivo electrónico introduce todos los datos necesarios en la tarjeta, que tiene una caducidad de siete años.

El director de Calidad concluye explicando que para acercar el nuevo título a los ciudadanos, el Consorcio ha realizado una campaña promocional que incluye acciones de marketing directo como visitas de información a universidades, institutos y colegios en una unidad móvil. También se ha creado el club de amigos de la nueva tarjeta sin contacto, con el que quieren acercar a la población a esta nueva filosofía del transporte a través de beneficios y ventajas como entradas para conciertos o descuentos en determinados establecimientos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios