www.madridiario.es

En la pradera de San Isidro

Sebastián y Simancas se marcan un baile castizo

Sebastián y Simancas se marcan un baile castizo

martes 15 de mayo de 2007, 00:00h

Un baño de multitudes. El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, y el candidato a la presidencia de la Comunidad, Rafael Simancas, han aprovechado su visita a la pradera de San Isidro para tener un acercamiento con los ciudadanos. Los candidatos socialistas han escuchado a los madrileños, les han abrazado, han recibido besos y aplausos y también mucho ánimo. Además, y para sorpresa de una gran cantidad de público, los dos candidatos, que han ido ataviados con parpusa y pañuelo al cuello, se han atrevido a bailar un chotis.

Madrid ha celebrado este martes su fiesta más castiza y los candidatos socialistas a la Alcaldía y a la presidencia de la Comunidad no se lo han querido perder. A las once de la mañana Miguel Sebastián y Rafael Simancas se han dado cita en la calle General Ricardos, esquina con el paseo 15 de mayo, para recorrer juntos la pradera de San Isidro. Ataviados de forma informal pero con un toque castizo, -ya que los dos se han puesto la tradicional parpusa y el pañuelo al cuello-, los candidatos han compartido con el resto de los ciudadanos esta fiesta que en esta ocasión, y según ha declarado Simancas, "viene con la llave del cambio". Y es que Rafael Simancas ha señalado, contundente, que esta es la última vez que venimos como candidatos porque el año que viene lo haremos como alcalde, -en referencia a Sebastián-, y como presidente de la Comunidad".

Por su parte, Miguel Sebastián ha recordado que estas "fiestas coinciden con mi cumpleaños y tal vez por eso tengo muchos recuerdos de disfrutar en las Vistillas". Durante su paseo por la pradera de San Isidro muchos ciudadanos se han  acercado hasta los candidatos socialistas para mostrarles su apoyo. De hecho, frases como "ésta vez lo vamos a conseguir"; "Sebastián seguro que ganas", o "el PP va a perder el próximo 27 de mayo" se han podido oír al paso de estos dos políticos que tampoco han querido dejar pasar la oportunidad de degustar las tradicionales rosquillas de santo que se venden en este día tan especial. En concreto, dos docenas de rosquillas han sido las que se ha llevado Miguel Sebastián, que ha invitado al candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid "porque hoy invito yo.". Eso sí, la nota curiosa es que no ha querido llevarse las llamadas rosquillas 'tontas' sino que "sólo ha comprado las 'listas'. De las otras ha dicho que no quería", ha declarado la dependienta del puesto en el que se ha realizado la compra.

Chulapos y chulapas han visto de cerca a Miguel Sebastián y Rafael Simancas que no han dudado en escuchar los comentarios de los ciudadanos. Alguno incluso les ha pedido que si ganan "no se hagan corruptos como todos los políticos". Y no ha sido el único comentario que han tenido que oír en este sentido ya que también ha habido personas que le han recordado a Sebastián que "si sale alcalde, que es lo que yo quiero, piense en la gente, en el pueblo". Algo a lo que se ha comprometido el candidato socialista a la Alcaldía de Madrid ya que, según ha declarado, "lo que yo quiero es una ciudad para la gente de Madrid. Quiero un Madrid para tí". Y para dar pueba de ello ha escuchado las quejas de algunas personas y los ánimos de otras. Y es que Miguel Sebastián se ha encontrado, este martes, con un poco de todo. Desde gente que le ha aclamado sin cesar hasta otras personas que no sabían su nombre. "Se llama Miguel ¿no?", decían algunos ciudadanos a su paso, entre los cuales también estaba la conocida marioneta de 'Ruiz-Vampirón'.

"Cuidado con la cartera que viene Vampirón", coreaban los representantes del movimiento antiparquímetros que llevaban la marioneta gigante del alcalde. Un comentario que ha hecho gracia a los candidatos socialistas que no han dudado en saludar a tan 'pintoresco personaje'. Y como remate al paseo por la pradera de San Isidro los dos candidatos se han atrevido, incluso, a bailar un chotis con unas madrileñas que iban vestidas de chulapas. Unos bailes que han provocado el aplauso de los asistentes, que aunque declaraban que "no lo están haciendo muy bien, la verdad. Se nota que no lo saben bailar", han reconocido "que se atrevan a bailar, cuando saben que les está mirando todo el mundo". En definitiva, Miguel Sebastián y Rafael Simancas han disfrutado de todo el ambiente de la pradera de San Isidro en el que, según las estimaciones, han estado medio millón de personas.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios