www.madridiario.es
El rey, ¿cojea?

El rey, ¿cojea?

Por Mara Colás Amor
martes 17 de abril de 2012, 00:00h
El rey ha perdido el contacto con la realidad y no solo porque esta hospitalizado. Solo una desorientación o enajenación importante sería explicación de esa tremenda desconexión que parece tener con nuestra sociedad española a la que se debe por imperativo real; solo eso explicaría ese inadecuado viaje a cazar elefantes a África en este justo momento, uno de los más críticos que vive este país sumido en una crisis a todos los niveles y que tanto daño habrá hecho a su/nuestra reputación internacional.

El viaje del rey de España no añade ni contribuye a la imagen de austeridad, recato, esfuerzo y sacrificio que todos debemos dar en nuestra lucha con los mercados económicos y las instituciones comunitarias que nos tienen puesta la lupa encima.

Preguntaban por ahí: ¿y si no hubiera tenido este accidente?. No nos hubiéramos enterado de este dislate; por lo que intuyo muchos más en la misma onda. ¡Soy malpensada, y seguro que me equivoco!.

Lo cierto a día de hoy es que, con esta actitud, en mi opinión, inmadura, ha herido millones de sensibilidades muy fragilizadas, tocadas por el momento de presión fiscal, angustia económica, subidas de precios, recortes de sueldos, persecución circulatoria al volante o apreturas por doquier intentando vaciar nuestros bolsillos.

Irse de caza, a 40.000 euros la pieza de elefante abatido, solo por placer, es obsceno e incluso despreciable. Sin olvidarme que la edad del monarca, junto a sus frágiles condiciones físicas, no reúnen más que un cúmulo de imprudencias inexplicables.

La Casa Real no está para satisfacer caprichos del titular. Y esto es una muesca más en la mala imagen de la monarquía española, una acumulación de errores por los últimos acontecimientos de los años mas recientes. Y eso le lleva a ser  una institución que ya no entiende su misión en la sociedad, al menos como ejemplo.

La insensibilidad con el sufrimiento del pueblo al que se reina es el primer paso hacia el desaliento. Los súbditos del rey no somos quienes nos alejamos de él, es él quien se aleja de los españoles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios