www.madridiario.es
El Supremo anula la tasa de vados aprobada en 2005

El Supremo anula la tasa de vados aprobada en 2005

Por MDO/Agencias
miércoles 04 de abril de 2012, 00:00h
El Tribunal Supremo ha declarado nula la tasa de vados que el Ayuntamiento de Madrid aprobó en 2005, al entender que el recurso interpuesto por el Consistorio contra una sentencia anterior del TSJM adolece del rigor necesario para justificar la modificación de la tasa.
La sentencia fue dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, sección segunda, el pasado 7 de marzo, y ha sido hecha pública este miércoles por el grupo municipal socialista, que ha expresado su satisfacción ante la citada resolución.

El TS desestima así el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Madrid contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 28 de diciembre de 2007, que estimó el recurso de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución contra la aprobación por parte del Ayuntamiento, el 22 de diciembre de 2005, de la modificación de la tasa de vados en la capital.

La asociación alegó entonces "la ausencia de verdaderos y efectivos estudios económico-financieros que justificasen el coste y el rendimiento de la tasa, existiendo además una desconexión entre la memoria y la tasa aprobada", con la consiguiente infracción de la ley Reguladora de las Haciendas Locales y de la ley de Tasas y Precios Públicos. El Consistorio interpuso un recurso de casación ante el Supremo, que ahora lo rechaza recordado los argumentos esgrimidos por el TSJM.

El alto tribunal resume que "procede desestimar el recurso de casación por adolecer el informe técnico del rigor necesario para que pueda considerarse que cumple la finalidad que le corresponde, en concreto, justificar de forma razonable la modificación de la tasa que definitivamente se aprobó".

Impone las costas a la parte recurrente —el Ayuntamiento—, sin que la cuantía de los honorarios del abogado de la entidad recurrida puedan exceder los 6.000 euros. La responsable de Hacienda del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Noelia Martínez, ha recordado que la tasa de vados ya fue anulada por los tribunales en diciembre de 2007, pero el Consistorio recurrió y siguió cobrándola, hasta ahora, cuando el Tribunal Supremo ha dictado una resolución definitiva.

Martínez ha subrayado que precisamente el pasado lunes se inició el nuevo período de pago de este impuesto, pero ahora no se puede exigir su abono a los ciudadanos, ya que "sería ilegal y tendría que devolver inmediatamente el dinero". Ha explicado que, pese a la primera sentencia en contra en 2007, el Ayuntamiento "siguió exigiendo a los ciudadanos el pago de la tasa, por una cantidad de 311,8 millones de euros, de los que lleva recaudados casi 197" entre 2006 y 2012. La concejal socialista ha recordado que su grupo se opuso a la tasa de vados "porque suponía una subida desmesurada respecto a la anterior y por lo arbitrario de su cálculo".

Así las cosas, el Ayuntamiento de Madrid afirma que liquidará la Tasa de Vados en este 2012 en función de los metros lineales del paso y de la categoría de la calle donde se encuentre y la modificará a partir de 2013, para lo que instará a modificar la Ley de Haciendas Locales con el fin de garantizar la "seguridad jurídica" de los contribuyentes y de la Administración, como han señalado fuentes municipales.

No afectará a las liquidaciones de 2006, 2007 y 2008
La consecuencia directa de la sentencia del Supremo supone la anulación de la modificación de la ordenanza de 2006 pero no afectará a las liquidaciones de los años 2006, 2007 y 2008, como se desprende de la jurisprudencia vigente.

La Ordenanza Fiscal vigente en 2005 establecía la tributación de los pasos de vehículos en función de los metros lineales de la entrada del vado y de la categoría fiscal de la calle donde se ubicasen, con independencia de la superficie del garaje o aparcamiento y del número de vehículos que pudiera tener el paso.

Dicha ordenanza fue modificada en 2006 porque, como destacan fuentes municipales, "provocaba situaciones de injusticia fiscal". Y es que un paso de vehículos que daba entrada a un local en el que cabían dos coches pagaba lo mismo que otro que tenía muchas más plazas.

Por eso se optó, al igual que hizo en aquel momento la ciudad de Zaragoza, por el sistema de cálculo que tenía establecido Barcelona, consistente en valorar el aprovechamiento a partir de una tarifa básica por metro cuadrado de aprovechamiento, que se corrige en función de la categoría de la calle y de la superficie interior y el destino del garaje. La tarifa básica de Barcelona en 2006 era de 156,31 euros el metro cuadrado y en Madrid se fijó en 100.

El nuevo sistema de tributación, en resumen, estableció a partir de 2006 que los vados satisfagan la tasa no sólo en función de los metros lineales del paso y de la categoría fiscal de la calle, sino también en función la superficie interior de los locales a los que dan entrada. Las mismas fuentes añaden que la "generalidad en la redacción" de la Ley de Haciendas Locales sobre el importe de las tasas llevó a que los ayuntamientos deban intentar calcular la utilidad derivada del aprovechamiento de algo que está fuera del mercado, como es el dominio público local, y justificarlo y motivarlo en el informe económico a juicio del Tribunal. Esto "supone una inseguridad jurídica no sólo para el contribuyente, sino también para la propia Administración".

Por otro lado, la anulación de la modificación de la Ordenanza Fiscal aplicable desde 2009 tiene como consecuencia que en 2012 no se puede liquidar la tasa conforme a la vigente desde 2009 sino a la del año 2005. Además, para 2013 se aprobará un nuevo informe económico de la Ordenanza Fiscal de Paso de Vehículos, si bien el Ayuntamiento de Madrid instará la modificación del artículo 24 de la Ley de Haciendas Locales para "mayor seguridad jurídica de los contribuyentes y de la Administración".

Fuentes municipales consultadas han puesto dos ejemplos prácticos de las sentencias del Supremo. En el primero se trata de un paso de 3.000 metros cuadrados de una gran superficie o un gran aparcamiento de rotación en una de las mejores calles de Madrid. Pasará de pagar 2.728 euros anuales a algo más de 500 euros, es decir, esta gran superficie pagará aproximadamente 1,6 euros al año por cada vehículo en lugar de los algo más de 8 euros que habría pagado si no se hubiera anulado la ordenanza. El segundo ejemplo es el de un chalet unifamiliar en una de las mejores calles de Madrid, que pasará de pagar 882 euros anuales a algo más de 500 euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios