www.madridiario.es
El Ayuntamiento de Madrid podría recortar en gastos de personal

El Ayuntamiento de Madrid podría recortar en gastos de personal

Por Celia G. Naranjo
jueves 22 de marzo de 2012, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid podría recortar el presupuesto del capítulo de gastos de personal dentro del plan de ajuste vinculado a los Presupuestos Generales del Estado. Los sindicatos denuncian que cualquier modificación en esta partida exige una negociación del convenio.
El primer gran recorte que tendrá que acometer Botella se divide en dos bloques. La primera fase, anunciada la semana pasada, llegará este martes con la celebración de una Junta de Gobierno extraordinaria y una comisión de Hacienda de urgencia, previa al Pleno, que permita aprobar el plan de viabilidad de pagos a proveedores. El Ayuntamiento ha conseguido que el Gobierno central apruebe una concesión de crédito por un montante de 1.017 millones de euros para pagar a sus proveedores. El resto hasta los 1.249 son las facturas posteriores a 2011. El montante de estas facturas, cuando sea abonado por los bancos, pasará a ser deuda financiera y se sumará a los 6.000 millones de 'agujero' con que cuenta el municipio.

La segunda fase, que también se presentará este martes, llegará antes de que el 30 de marzo se conozca el presupuesto del Gobierno central para 201 que condicionará las cuentas de todas las administraciones. En la mañana de este jueves, en el Consejo Consultivo del Ayuntamiento de Madrid, el coordinador general de Recursos Humanos, Fernando Bermejo, ha ofrecido a los representantes de los trabajadores un resumen de la política de recortes que va a aplicar el Gobierno municipal. Según asistentes a la reunión, el responsable municipal ha explicado que el plan de ajuste podría tocar todos los capítulos presupuestarios.

Esto supondría modificar el capítulo 1, que se refiere a gastos de personal. La filosofía del Ayuntamiento en la reunión ha sido que se va a proteger el empleo, con lo que las hipotéticas soluciones alternativas pasarían por reducciones de sueldo, eliminación de prestaciones sociales (ayudas al abono transporte, atención médica, a la educación, etcétera), o recurrir a nuevas amortizaciones de plazas.

El problema es que el entonces alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, firmó en diciembre el convenio colectivo general de los trabajadores municipales con los sindicatos, por lo que, a juicio de estos últimos, las condiciones de los empleados deberían estar 'blindadas'. "Cualquier modificación tendría que llevarse a la mesa de negociación", explicó un representante sindical a Madridiario. Por otra parte, algunos sindicatos dan por hecho que la administración que dirige Ana Botella aumentará su horario laboral hasta las 37,5 horas, aunque el Gobierno municipal garantizó las 35 horas para sus trabajadores. Fuentes de la Administración municipal remitieron a Madridiario a la reunión del martes para conocer todo el plan de ajuste.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios