www.madridiario.es
La Policía Nacional localiza una 'entabletadora' que podía fabricar más de 7.000 éxtasis por hora

La Policía Nacional localiza una 'entabletadora' que podía fabricar más de 7.000 éxtasis por hora

Por David Canellada
martes 25 de octubre de 2011, 00:00h
7.000 éxtasis por hora. Es la velocidad a la que podía trabajar la 'entabletadora' que la Policía Nacional acaba de intervenir en Madrid. Con ella, los presuntos narcos habían elaborado ya 6.500 pastillas de la sustancia psicotrópica 2C-I y tenían material para fabricar otras 100.000, un negocio que les hubiese dejado unos beneficios próximos al millón de euros.
La Policía Nacional ha desarticulado un presunto grupo de narcotraficantes que fabricaba pastillas de éxtasis y las distribuía por toda España, fundamentalmente en las zonas de costa en las que proliferan las discotecas y en ciudades que iban a celebrar sus fiestas patronales. Para ello, según ha explicado el comisario de la Brigada Central de Estupefacientes, Francisco Migueláñez, contaban con una compleja infraestructura y una nutrida red de intermediarios que les permitía 'colocar' las pastillas desde Madrid, donde tenían el laboratorio.

En concreto, la banda tenía su centro de operaciones en un piso situado en la céntrica calle Galileo, en Madrid. Allí, los presuntos narcos habían instalado una 'entabletadora' de fabricación china con la que podían fabricar más de 7.000 pastillas por hora, la de mayor capacidad intervenida hasta ahora en España. "Hemos dejado fuera de la circulación a un grupo que era especialmente activo", ha celebrado el comisario Migueláñez.

La investigación -que se inició hace nueve meses y ha corrido a cargo de la Sección III de la Brigada Central de Estupefacientes de la Policía Nacional- reveló que los supuestos traficantes compraban en China y Brasil las materias primas, que después les llegaban a España a través de pequeños envíos de paquetería. En el momento en el que los agentes irrumpieron en el piso, los presuntos narcos tenían 15 kilos de sustancias con los que podían elaborar otras 100.000 pastillas de MDMA -conocido popularmente como éxtasis-.

Pero la organización también había empezado a vender otras sustancias haciéndolas pasar por MDMA. Según ha explicado el inspector jefe de la Sección III de la Brigada Central de Estupefacientes, el análisis de los comprimidos ha revelado que 6.500 de ellas -impresas con una manzana imitando el logotipo de Apple- eran en realidad 2C-I, una sustancia psicotrópica catalogada como estupefaciente dentro de la lista de la OMS. Además, los investigadores también encontraron mitelona, un producto que tiene los mismos efectos que el MDMA y que en estos momentos está siendo objeto de estudio por parte de las autoridades sanitarias europeas para clasificarlo como sustancia estupefaciente.

A pesar que las pastillas que fabricaban eran todas iguales, la organización había desplegado una 'campaña de marketing' en la que se ofrecía a los consumidores comprimidos con distintas sustancias y logotipos. De hecho, los agentes han intervenido troqueles para marcar las pastillas con el símbolo de apple, un comecocos, una bailarina de strip-tease o el logo de Warner Bros. "Coloreaban el principio activo y le daban una tonalidad roja, rosa, fresa... y le ponían diferentes logotipos para atraer al cliente -ha subrayado el inspector jefe de la Sección III-. Entre ellos corren bulos de que una sustancia de un color u otro produce unos efectos u otros, pero es todo mentira. Todas las pastillas tienen el mismo principio activo y los efectos en el consumidor son los mismos".

La última fase de la operación se desencadenó el pasado martes 18 de octubre, cuando los presuntos traficantes habían organizado un intercambio de sustancias en la plaza de Manuel Becerra. Allí, los investigadores detuvieron a la persona que hizo la entrega y al receptor, a los que intervinieron una bolsa de troqueles con los logos y dos bolsas de aluminio con 350 gramos de metilona.

El último paso fue la entrada y registro del piso que los sospechosos usaban como laboratorio y en el que guardaban la entabletadora. Además, en otro de los pisos de la red, la Policía Nacional halló diferentes materiales para la producción de pastillas a gran escala, como máscaras con filtros, balanzas de precisión, excipientes y colorantes y otro juego de troqueles. En total, los agentes han detenido a cinco personas -todos ellos de nacionalidad española- y han intervenido 48.000 euros, un kilo de metilona, 10 gramos de cocaína, 200 gramos de hachís y los cerca de 15 kilos de sustancias con los que podían haber elaborado otras 100.000 pastillas.

Esta importante operación se convierte así en el tercer golpe importante que asesta la Policía Nacional al narcotráfico. Y es que los investigadores de esta misma Sección III de la Brigada Central de Estupefacientes desmantelaron la pasada semana otros dos laboratorios ocultos en un polígono industrial de Mejorada del Campo. "Eso simplemente significa que trabajamos mucho -ha ironizado el responsable de esta unidad-. El hecho de que hayamos desmantelado estos tres laboratorios significa que llevábamos mucho tiempo investigando, pero la coincidencia en los resultados es aleatoria".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios