www.madridiario.es
Cuatro buitres negros 'madrileños' se mudan al Pirineo

Cuatro buitres negros 'madrileños' se mudan al Pirineo

Por Laura Nieto Navia
miércoles 10 de agosto de 2011, 00:00h
La Comunidad de Madrid ha trasladado este miércoles cuatro ejemplares de buitre negro a los Pirineos catalanes para la repoblación de la especie en la zona, donde se extinguió hace casi un siglo. Con estos, ya son 18 los ejemplares cedidos al Gobierno de Cataluña desde 2007, año en el que comenzó el proyecto.
Antes de su traslado, miembros del equipo del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) han comprobado el estado de las aves a través de examen sanitario que todos lo ejemplares han pasado satisfactoriamente, a pesar de que uno de ellos no podrá volar hasta alcanzar los 8 kilos en que se sitúa su peso óptimo. Al acto ha asistido el director general de Medio Ambiente, Juan José Cerrón, que ha destacado el alto valor ecológico de una especie en peligro de extinción que "constituye un aliado especial del ganadero por su carácter necrófago, que elimina infecciones en los espacios naturales".

Unas veterinarias curan a un ejemplar de buitre negroCon los cuatro buitres enviados este miércoles a la Reserva Nacional de Caza de Boumort y Espaï d´Alinyá, ya son siete los trasladados este año a Cataluña, y se prevé enviar otros dos antes de que concluya el año. Esta empresa es posible gracias a que las colonias más numerosas de este ave están, en la actualidad, establecidas en la Sierra de Guadarrama. Concretamente, el área comprendida entre el Valle del Paular, en Rascafría, y la zona de Valdeaquemada concentra el cinco por ciento de la población europea, con 57 pollos censados. Su presencia, por tanto, se enmarca dentro de la zona que protege y preserva el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Sierra de Guadarrama.

El programa de reintroducción del buitre negro en el Pirineo catalán prevé que las cuatro aves trasladadas permanezcan bajo cuidados en las instalaciones de la Reserva Nacional de Caza de Boumort hasta la primavera de 2012, momento en que serán liberados. A partir de ahí, se les someterá a un seguimiento exhaustivo con un emisor GPS que, a lo largo de cuatro años, irá informando al personal sobre la localización exacta de los animales con una frecuencia de dos horas.

Cría en cautividad
Como apoyo al programa de recuperación y reintroducción, el Hospital de Fauna de Grefa en Majadahonda tiene asociado un programa de cría de buitre negro, gracias al pueden reintroducirse en el Pirineo pollos nacidos en cautividad. El último ejemplar trasladado contaba con 60 días de vida, cuando aún le faltaban unos 20 días para empezar a volar, un momento que según Manuel Galón, miembro de Grefa, es "óptimo para que reconozcan el área donde son depositados como la suya propia".

El proceso de inserción comienza cuando se deposita al pollo en un nido artificial y se le alimenta hasta que es capaz de volar y de reconocer el nido como el suyo natal. El pasado 2010 se consiguió la primera reproducción natural entre buitres negros repoblados en la cordillera, razón por Galón señala que,"hasta el momento, los resultados están siendo muy esperanzadores".

Una empresa exitosa
A los datos de reproducción hay que añadir que el porcentaje de supervivencia de los ejemplares que salen del hospital de Grepa es del ochenta por ciento, muy positivo en comparación con el de otras especies en peligro de extinción. Desde Grefa denuncian que las escasas bajas están siempre relacionadas con la actividad humana, aunque señalan también "el empleo de venenos u otras prácticas delicitivas está disminuyendo gracias a la implicación activa de la administración".

Un buitre negroLa colonia de buitre negro que se pretende asentar en el Pirineo catalán hará de puente entre las poblaciones del centro de la península y las de Francia. Con esta repoblación, el Pirineo se ha convertido en el único punto de Europa donde, actualmente, conviven los cuatro grandes tipos de carroñeras: quebrantahuesos, alimoche, buitre leonado y buitre negro.

El envío de estos cuatro ejemplares se enmarca dentro del programa de recuperación y conservación de la colonia de buitre negro en la región, que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente en colaboración con el Grefa, en cuyas instalaciones de Majadahonda estaban siendo tratadas las aves.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios