www.madridiario.es

Las viviendas se entregarán en julio

Vecinos de San Fernando de Henares protestan por los pisos sufragados por AENA

Por MDO/Efe
viernes 04 de mayo de 2007, 00:00h
Vecinos del barrio de Las Castellanas en San Fernando de Henares visitaron este viernes las viviendas a las que se trasladarán este verano y afirmaron sentirse "desmoralizados" por el tamaño de los pisos, sufragados por Aena en compensación por la contaminación acústica del aeropuerto.
"Nos dijeron que iban a cambiarnos la casa por otra igual a coste cero, pero no es cierto, la distribución es mala y vamos a perder metros, esto duele después de tantos años luchando", explicó el presidente de la Asociación de Vecinos, Carlos Bouzón, durante una visita a los primeros dos bloques de viviendas terminados.

Setenta familias de este barrio, situado en una zona industrial a cinco kilómetros del centro y muy cercano a las nuevas pistas de la T-4, se trasladarán al centro del municipio tras la finalización de las obras, prevista para el mes de julio.

Los nuevos pisos son de tres y cuatro dormitorios, siendo la superficie construida útil de 58 metros cuadrados en el primer caso y 75 metros cuadrados en el segundo, más trastero y plaza de garaje, según los arquitectos encargados del proyecto.

Fabián Palomo y su esposa, Josefa, también se mostraron "desilusionados" y, metro en mano, llegaron a la conclusión de que "no nos van a caber las cosas, sólo en el dormitorio principal hemos perdido dos metros", señaló Palomo quien vive en Las Castellanas desde hace 35 años.

Por su parte, la alcaldesa de San Fernando, Montserrat Muñoz, aseguró durante la visita que el acuerdo con Aena se basa en la construcción de viviendas de protección oficial y reconoció que "algunas son más pequeñas pero creo que los vecinos ganan en calidad de vida porque van a vivir en el casco urbano".

Muñoz aseguró sentirse "muy contenta" de que San Fernando "sea el primer municipio de España en el que se traslada por razones medioambientales un barrio entero, con coste cero para los vecinos y el Ayuntamiento, en una zona en la que los vecinos sufren una contaminación acústica brutal".

El barrio de Las Castellanas fue levantado en los años 60 para los trabajadores de una empresa ya desaparecida y, con el paso del tiempo, se ha quedado aislado, en medio de industrias, y sin posibilidades de crecimiento urbanístico o dotacional.

Tras el traslado, posible tras el acuerdo al que llegaron hace dos años los vecinos, el Ayuntamiento y Aena, Muñoz señaló que se procederá al derribo de las viviendas para darle un uso industrial al terreno en el que ahora están instaladas.

El coste del proyecto, que incluye seis bloques de viviendas de tres alturas en una parcela de 180 metros de largo por diez de ancho, ha ascendido a más de 6 millones de euros sufragados íntegramente por Aena.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios