www.madridiario.es
La Guardia Civil da por cerrado el caso de un hombre que apareció descuartizado en 2007

La Guardia Civil da por cerrado el caso de un hombre que apareció descuartizado en 2007

Por MDO/E.P.
jueves 16 de diciembre de 2010, 00:00h
Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Grupo de Homicidios de la Comandancia de Madrid, han logrado la detención de los presuntos autores de un homicidio acaecido el pasado 21 de octubre de 2007, cuando se encontró un posible cadáver en el interior de una bolsa de plástico en La Marañosa, y han cerrado de este modo la denominada 'Operación Puzzle'.
El caso permanecía abierto desde octubre del año 2007, cuando la Guardia Civil recibía una llamada del Centro de Coordinación de Emergencias en la que se comunicaba el hallazgo de los restos en esta zona del término municipal de San Martín de la Vega.

El Grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia  Civil de Madrid se hizo cargo del caso de forma  inmediata, realizando la correspondiente inspección ocular el personal del Laboratorio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia, que lograron obtener diversos indicios, pruebas y vestigios que han sido determinantes a la hora de esclarecer el caso.

El cuerpo, perteneciente a un varón de mediana edad, se encontraba desmembrado y esparcido en seis bolsas de basura y presentaba varios impactos de bala en el tronco.

Las primeras indagaciones, no exentas de dificultades, hacían a los investigadores solicitar permiso al juez para difundir, mediante la colaboración de los medios de comunicación social, una fotografía del fallecido y así lograr su identificación. Esta colaboración daba sus frutos y, poco después de salir publicado el artículo y la fotografía, los agentes recibían una llamada identificando el cuerpo, resultando ser un ciudadano colombiano, R.H.M., de 31 años de edad.

Gracias a esta identificación se pudo averiguar que el fallecido podría formar parte de una organización dedicada a la introducción, adulteración y posterior distribución de cocaína, estando entre las funciones de R.H.M., la intermediación entre los distintos escalones de distribución de la sustancia estupefaciente.

A partir de este momento, todos los esfuerzos de los integrantes del Grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid se centraron en identificar y localizar a los que, junto al fallecido, integraban este grupo asentado en España.

Una pista hacia Barcelona
Dos años y medio después, y tras una laboriosa investigación, se encontraba una pista que llevaba a los investigadores hasta Barcelona, lugar donde residían los presuntos autores materiales de la muerte y posterior desmembramiento, del fallecido. Así, el pasado día 23 de febrero se procedía en Barcelona a la detención de A.I.G., español de 42 años de edad, siendo imputado como presunto cómplice del asesinato investigado.

Continuando con las investigaciones, con la colaboración de las Unidades de Investigación que la Guardia Civil tiene en la provincia de Barcelona, en el mes de mayo se detuvo a R.R.C., colombiano de 44 años de edad y residente en Barcelona, localizándose en el registro domiciliario realizado munición coincidente con la utilizada en el asesinato del ciudadano colombiano, localizando además una pequeña cantidad de sustancias estupefacientes, por lo que también se le imputó un delito de tráfico de drogas.

Además, en ese momento de la investigación también se imputó el delito a otras dos personas más, de las que  una de ellas ya estaba cumpliendo condena por un delito de tráfico de drogas. Al lanzar el oportuno comunicado a los medios de comunicación y salir publicado el correspondiente artículo en prensa, se recibían informaciones acerca del paradero del presunto autor material del hecho y sus cómplices.

Por este motivo, a lo largo del pasado mes de octubre, un grupo de agentes pertenecientes al Grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, viajaban hasta la Ciudad Condal donde días después, y en colaboración con agentes del Cuerpo Nacional de Policía de dicha provincia, lograban la localización de estas personas.

Última fase de la investigación
De esta forma, el pasado día 28 de octubre de 2010, los guardias civiles, en colaboración con la UDYCO y el Grupo de Operaciones Especiales del Cuerpo Nacional de Policía de Barcelona, asaltaban un domicilio ubicado en un ático de  Barcelona, donde se procedía a la detención de J.J.F.M., español de 25 años.

Unas horas más tarde, y gracias a un dispositivo de vigilancia, se detenía a un colaborador necesario del crimen investigado, J.G.A, español de 26 años. Días después era localizado y detenido G.C.M., colombiano de 31 años de edad, presunto cómplice de asesinato y  tráfico de drogas.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, que decretó su ingreso en prisión. La última intervención, con la que ha finalizado esta investigación, se produjo en la tarde del 25 de noviembre, en Madrid, con la detención de L.I.N.A., también de nacionalidad colombiana, de 46 años de edad, como cooperadora necesaria en el homicidio. La investigación ha sido dirigida y coordinada por el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, el juez Adolfo Carretero Sánchez.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios