www.madridiario.es

Los huesos evidencian la cojera del escritor

Recuperan e identifican los restos óseos de Quevedo

Recuperan e identifican los restos óseos de Quevedo

lunes 30 de abril de 2007, 00:00h
Un equipo de investigación de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid, dirigido por José Antonio Sánchez y Andrés Santiago, ha conseguido recuperar los restos óseos de Francisco de Quevedo y Villegas a partir de varios documentos históricos que señalaban que estaban depositados en la cripta de Santo Tomás de la parroquia de San Andrés Apóstol del municipio de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real).
Los trabajos se han desarrollado desde abril de 2006 a febrero de 2007. En un primer momento se procedió al levantamiento del suelo de la cripta, descubriéndose 10 tumbas excavadas con una distribución en líneas de tres, presididas por una tumba perpendicular a las nueve anteriores. Los restos encontrados se extrajeron tumba por tumba, cribándose la tierra que los acompañaba con el objetivo de poder recuperar restos de pequeño tamaño y dientes.

Tras un proceso de lavado y secado se procedió a la clasificación etaria y por sexo, separándose los restos pertenecientes a animales. El número mínimo de personas era de 167. En una primera selección se excluyeron los pertenecientes a niños, mujeres, y varones menores de 35-40 años, utilizándose los protocolos de Antropología Forense de la Escuela de Medicina Legal. En una segunda selección se separaron aquellos huesos que eran compatibles con el perfil morfológico de Quevedo (varón de 65 años de edad y de una talla aproximada de 160 cm).

Y en una ultima fase se aplicaron técnicas radiológicas y ultravioleta para tratar de confirmar que dichos restos pertenecían efectivamente a la época en la que falleció el escritor, así como para comprobar la patología ósea a que se hace referencia documentalmente.  Los datos morfológicos acerca de la edad se correspondían con los radiológicos.

Lamentablemente no se han podido llevar a cabo pruebas de ADN al no existir descendencia vía materna de Quevedo, ni restos óseos conocidos de un familiar directo del escritor. Los huesos recuperados han sido el fémur derecho, el fémur izquierdo, el húmero derecho, la clavícula derecha, dos vértebras cervicales, dos vértebras dorsales y dos vértebras lumbares

De interés en el estudio ha sido la verificación de la alteración en extremidades inferiores que prueba la cojera de la que hablaban tanto sus amigos como sus enemigos. La corporación municipal decidirá el enclave donde reposarán los restos de este histórico personaje.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios