www.madridiario.es

La duplicación de la M-609 quedará concluida en la primavera de 2011

Otra forma de subir a La Pedriza

Otra forma de subir a La Pedriza

miércoles 08 de septiembre de 2010, 00:00h
Coger la carretera de Colmenar Viejo y todo recto hasta Manzanares el Real, donde está la entrada al parque. El camino a La Pedriza es fácil de indicar para cualquier madrileño. Ahora bien, recorrerlo íntegro no era tan fácil como lo será a partir del primer trimestre del próximo año.
El primer tramo, bien enlazando desde la M-30 o desde la M-40 con la carretera de Colmenar (M-609), es relativamente sencillo. Desde ambos puntos, en apenas 25 minutos, la remodelada autovía lleva hasta el municipio dejando a un lado la Universidad Autónoma, la Academia de Policía de la Comunidad de Madrid y el vecino Tres Cantos.

El segundo, correspondiente a la carretera de Soto del Real para conectar con la carretera de Manzanares, ya era otro cantar: cruces inseguros, desvíos insuficientes para la cárcel de Soto del Real, la estación de Cercanías de Colmenar o el embalse de Santillana, cambios de rasante excesivos y, especialmente, una cantidad de tráfico que hacía obligatoria la remodelación. Más aún cuando la M-609 es la puerta preferida de los madrileños a uno de los parajes naturales más emblemáticos de la región: La Pedriza y la Cuenca Alta del Río Manzanares.

En este entorno, Madrid goza de los parajes de Manzanares y su castillo, que se asoma al embalse de Santillana, los serranos Miraflores y Guadalix de la Sierra y el sereno San Agustín del Guadalix, el embalse de El Vellón o los acogedores El Boalo y Becerril. Vigilando a todos ellos desde lo alto, La Pedriza, uno de los mayores canchales berroqueños de Europa y un paraje natural del que disfrutan cada año casi medio millón de visitantes; donde acceden, a pesar de que el aparcamiento es muy limitado, más de 7.000 vehículos.

La M-609 no es el único camino para subir, pero sí el más rápido y directo. En coche se puede acceder también por la A-6 pasando por Collado Villalba, Moralzarzal y Cerceda hasta Manzanares. Combinando carretera y paseo, se puede entrar por Navacerrada, Soto del Real o por la senda Quebrantaherraduras. Pero madrileños y visitantes no saben de paciencia. Por ello, y porque el tránsito se ha multiplicado a diario y los festivos hacia esta zona de la sierra y sus alrededores, los alcaldes de los municipios circundantes no habían dejado de solicitar a las Consejería de Transportes una mejora considerable de esta carretera.

Mejoras y respeto del entorno
El proyecto, cuyas obras visitó este miércoles el consejero José Ignacio Echeverría, consiste en convertir una carretera estrecha y mal asfaltada en una vía con dos carriles por sentido que elimine los puntos negros. Hacerlo, recalcan la alcaldesa de Soto del Real, Encarnación Rivero; el alcalde de Manzanares, Óscar Cerezal; el de Miraflores, Pablo Altozano; y el primer teniente de alcalde de Colmenar, Miguel Ángel Santamaría-Novoa, está más que justificado: la carretera soporta una densidad de 21.000 vehículos al día cuando la duplicación está indicada para carreteras con 15.000 coches diarios.

La nueva M-609 va a ganar en carriles (dos por sentido) y en seguridad. Habrá un acceso específico para el penal del Soto y para la estación, otro para la gasolinera y uno más para el embalse de Santillana. El radio de las curvas será ampliado con amplios arcenes interiores y exteriores a utilizar en caso de averías. Los trabajos incluyen un paso elevado en el desvío de la cárcel y la eliminación del tendido eléctrico que hoy cruza sobre la carretera.

Para atender a las demandas medioambientales, el trazado se construye reciclado el material del antiguo firme. Dado que en los márgenes de la carretera existen las fincas agrícolas y ganaderas que dan su aspecto característico a la zona, la vía será vallada a ambos lados para evitar accidentes y se habilitará un paso inferior. Por último, se repondrá tanto la vía pecuaria 'Cordel de las carreteras de Miraflores' como la vía ciclista y la vegetación de los márgenes.

La eliminación del tendido eléctrico sobre la M-609 ha provocado cierto retraso en la obra, pero, como destacó José Ignacio Echeverría, la carretera abrirá en el primer trimestre de 2011. "Coincidiendo con el buen tiempo, los conductores tendrán a su disposición una carretera con mayor capacidad y, sobre todo, mucho más segura". La crisis, recalcó el consejero, no se ha llevado por delante esta inversión, prioritaria "por seguridad" y que supera los 10 millones de euros. El año que viene, otra vez a La Pedriza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios