www.madridiario.es

Las obras comenzarán en octubre y costarán seis millones de euros

La Comunidad eliminará los cruces más peligrosos de las carreteras del noroeste

Por MDO/Efe
lunes 23 de abril de 2007, 00:00h
La Comunidad de Madrid va a invertir más de 6 millones de euros en actuaciones sobre las carreteras principales del noroeste para eliminar los cruces más peligrosos en los municipios de Guadarrama, Los Molinos y Cercedilla. Estas actuaciones se enfrentan "a la especial dificultad" de aunar el respeto al medio ambiente con la búsqueda de soluciones para "mejorar la seguridad y la movilidad de los vecinos", según la consejera de Transportes e Infraestructuras, Elvira Rodríguez. Las obras comenzarán en octubre.
El objetivo de estas obras en el noroeste es mejorar la seguridad vial de una zona que en los últimos años "ha experimentado un importante incremento de la circulación por su desarrollo demográfico y económico", según la consejera de Transportes, Elvira Rodríguez.

La consejera ha hecho estas declaraciones en el Ayuntamiento de Cercedilla, donde ha firmado un convenio con el alcalde, Eugenio Romero Arribas, que permitirá acondicionar el Camino Viejo de El Escorial con un paso sobre el arroyo de Las Lagunas y la ampliación de la bóveda de silencio sobre la línea del ferrocarril.

Estas obras, que acaban de iniciar su proceso de licitación, están presupuestadas en 857.476 euros para un tramo de 2.114 metros de longitud y comenzarán "en septiembre u octubre", según el alcalde.

Elvira Rodríguez visitó también las obras de acondicionamiento que se están realizando en la travesía de la M-614 a su paso por Guadarrama, por un tramo en el que circulan casi 10.000 vehículos diarios.

El tramo que se está acondicionando es de 1,2 kilómetros, -entre los puntos kilométricos 8.200 y 9.400- que estarán concluidos en noviembre.

El presupuesto es de 2.897.504 euros y prevé la demolición de 83.900 metros cuadrados, un colector de saneamiento de 1.597 mililitros, el encauzamiento del arroyo Pradovera y la pavimentación de la calzada sobre 13.200 metros cuadrados.

El alcalde de Guadarrama, José Ignacio Fernández Rubio, explicó que estas obras "mejoran la seguridad de los peatones, precisamente en una zona en la que hay dos colegios públicos y se encuentra la zona deportiva".

Fernández Rubio destacó "las dos formas diferentes de actuar de la Consejería y del Ministerio (de Fomento), porque mientras la primera toma medidas para incrementar la seguridad de las personas, el segundo fomenta el paso de vehículos por Guadarrama, en vez de potenciar el uso de una variante y se despreocupa de la seguridad de los vecinos".

La consejera visitó también la remodelación de la travesía de Los Molinos, donde se ha acometido la reestructuración completa del tramo de la M-621 que atraviesa el casco urbano.

El presupuesto, de 998.476 euros, se ha utilizado para construir dos glorietas -la primera en el cruce de la M-622 con la calle del Calvario y la segunda en el cruce de la M-614 con la M-621-, así como en la intersección de la M-622 con la calle Real.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios