www.madridiario.es
Rescatan a un hombre que quedó atrapado en su coche

Rescatan a un hombre que quedó atrapado en su coche

Por MDO/E.P.
jueves 17 de junio de 2010, 00:00h
Los Bomberos de la Comunidad de Madrid tuvieron que intervenir este pasado miércoles, después que un joven quedara atrapado dentro de su vehículo tras sufrir un golpe frontal contra el remolque de un camión.
El accidente se produjo pasadas las 23:30 horas, en el kilómetro 27 de la M-113, en dirección a Fresno del Torote. El siniestro tuvo lugar como consecuencia del choque de un vehículo particular con el remolque de un camión. Cuando llegaron los bomberos al lugar, encontraron al turismo volcado sobre la calzada con un hombre joven en su interior que no podía salir y que ya había sido tratado por lo sanitarios.

Los profesionales estabilizaron el vehículo con puntales y, después de dar asistencia psicológica y explicar al afectado la maniobra que iban a realizar, retiraron el parabrisas, cortaron varios pilares del coche y abatieron el techo de éste hacia el suelo.

Posteriormente, introdujeron una camilla de cuchara para sacar al herido lo más rígido posible y se lo entregaron a los servicios sanitarios. La operación fue realizada por efectivos del parque de la Comunidad de Madrid en Torrejón de Ardoz, que invirtieron dos horas en estos trabajos y en el posterior saneamiento de la calzada.

Por otra parte, los bomberos también intervinieron en otro suceso ocurrido en la A-2, a la altura de Alcalá de Henares, donde un camión perdió la carga que llevaba, compuesta por vallas metálicas. Como consecuencia de la situación, tres vehículos resultaron con daños al pasar por encima de la carga o chocar con ella y otros dos se salieron de la carretera, al tratar de evitar la colisión.

Pese a la aparatosidad del accidente, sólo se produjo un herido leve. En este siniestro intervinieron tres autobombas y dos furgones de salvamento de los parques de la Comunidad de Madrid en la ciudad complutense y en Torrejón de Ardoz.

Finalmente, los profesionales tuvieron que actuar en un domicilio de Alcobendas, donde explotó una caldera eléctrica de 150 litros, por motivos sin determinar. La deflagración produjo derribos en el cuarto de baño, que estaba formado por pladur y cristaleras. A pesar de lo aparatoso de la suituación, no hubo heridos. Los profesionales también extinguieron varios incendios de escasa entidad en viviendas de la región.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios