www.madridiario.es

Escaso juego de los toros, con detalles de Uceda y vulgaridad de Capea

Aprobado alto para Javier Cortés en su confirmación

Aprobado alto para Javier Cortés en su confirmación

Por Emilio Martínez / DC
domingo 09 de mayo de 2010, 00:00h
Javier Cortés pide paso. Y lo hace con las armas de la tauromaquia eterna: buen concepto, clasicismo y valor. Aún, recién doctorado, está verde y por ello no redondeó, pero superó con amplitud el examen de su confirmación. Con una corrida que casi no dio opciones pasó desapercibido Uceda y Capea mostró su vulgaridad una vez más.
La extraordinaria y larga Escuela de Tauromaquia de Madrid sigue 'pariendo' magníficos productos, cada uno a su estilo, pero con el denominador común del rito litúrgico clásico y del toreo ortodoxo. Es el caso de su último valor lanzado: Javier Cortés, que confirmó no sólo la alternativa, sino más cosas. Y es que fue una tarde de confirmaciones varias, desde luego no todas tan positivas como las del toricantano.

Por ejemplo, que la cabaña de bravo hispano anda fatal: tras el fiasco de Pereda/La Dehesilla el viernes, turno el sábado para el de Bañuelos/Osborne, divisa anunciada y remiendo de la corrida, respectivamente. Sólo el primer ejemplar, con un punto de codicia, puede calificarse de 'bos taurus', o heredero genético de la especie. Ninguno del resto se acercó a tal catadura, variando entre la mansedumbre, la podredumbre y el descaste. Y empatando en la ausencia de fuerzas.

También se confirmó que Uceda Leal aporta un toreo preñado de clasicismo y buen gusto, pero que no aprieta el acelerador, lo que se esperaba en el segundo en el poco tiempo que le duró y al que muleteó con gusto sin entrar en profundidades. El cuarto, con el que se simuló la suerte de varas, ni siquiera eso, hasta el punto de que un excelente matador como Uceda se aburrió y llegó a fallar con el arma toricida.

Igualmente a nadie sorprendió la vulgaridad de Capea, ni las escasas simpatías de que goza en la cátedra. El chico no tenía material en su primer bicorne, pero todo lo que intentó fue mediocrísimo y para colmo le pegó una puñalada trapera en la suerte final. El quinto llegó al último tercio tan inválido que costó Dios y ayuda -de los subalternos- levantarlo y no permitió al salmantino ni siquiera confirmar su vulgaridad.

Y lo dicho/escrito, Cortés aportó aplomo, temple, mando y ligazón en redondos y naturales ante los de su lote, con mayor contenido en el que abrió festejo y tirando mucho del toreo extractivo en el que lo cerró. Con más festejos en su corto bagaje, el madrileño, que sacó aprobado alto en esta confirmación, puede llegar muy arriba.

Ficha del festejo
Toros de BAÑUELOS, y 2º y 5º de OSBORNE, desiguales de presentación, justos de fuerzas y de escaso juego excepto el primero. UCEDA LEAL: ovación; silencio. EL CAPEA: pitos; silencio. JAVIER CORTÉS: ovación; ovación. Plaza de Las Ventas, 8 de mayo. 3ª de Feria. Lleno.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios