www.madridiario.es
Detenido por explotar a 30 trabajadores

Detenido por explotar a 30 trabajadores

Por MDO
sábado 13 de marzo de 2010, 00:00h
Agentes de Policía Nacional han detenido a Freddy Armen C. D., de 39 años y de origen colombiano, por tener presuntamente manipulados a siete trabajadores extranjeros en situación irregular y a otros veinte sin seguridad social y sin contrato de trabajo. Todos estaban sometidos a duras condiciones laborales ya que cobraban un salario muy por debajo del sueldo mínimo interprofesional trabajando un elevado número de horas.
Según informó la Policía este sábado, la investigación se inició a raíz de diversas informaciones recibidas por el Grupo X de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación relacionadas con la presunta contratación de ciudadanos extranjeros, en situación irregular por parte de un empresario. Según los primeros datos, el propietario de la compañía poseía una empresa de manipulados, ubicada en una localidad de Toledo, la cual estaba vinculada con otras de su mismo sector asentadas en Alcorcón.

Los investigadores realizaron sucesivas vigilancias de dos naves industriales que la empresa tenía en Toledo hasta constatar la existencia de ciudadanos de diversas nacionalidades que acudían a diario a trabajar a dichas naves. En ellas, se dedicaban a manipular y confeccionar material publicitario para distintas firmas comerciales.

Cuando se cercioraron de que varios ciudadanos en situación irregular trabajaban en el establecimiento, los agentes realizaron una inspección con la colaboración de la Inspección de Trabajo de la Comunidad de Madrid. Posteriormente, detuvieron a siete empleados de la empresa por infracción a la Ley de Extranjería.

Durante esta actuación policial los agentes identificaron a otros 21 trabajadores, de los cuales solamente la encargada estaba contratada y dada de alta en la Seguridad Social. Otros nueves disponían únicamente de permiso de residencia, pero no de trabajo. Y los once restantes contaban carecían de contrato y alta en la Seguridad Social pese a disponer de permiso de residencia y trabajo. A continuación, arrestaron al empresario, responsable de la gestión del establecimiento, como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores.

En una nave o en su domicilio
Una vez inspeccionada la nave, los investigadores oyeron en declaración a los trabajadores que revelaron las duras condiciones laborales en las que se encontraban. Cobraban cantidades de dinero mensuales entre 200 y 500 euros, cifras muy por debajo del sueldo mínimo interprofesional. Además, se veían impelidos a trabajar un elevado número de horas diarias tanto en la nave industrial como desde sus respectivos domicilios.

La empresa inspeccionada ofrecía unos precios altamente competitivos y proporcionaba una rápida respuesta s sus encargos. Una competitividad lograda gracias a la explotación en la que se hallaban sus empleados, donde sus jornadas laborales no estaban reguladas o se encontraban en situación irregular, con el consiguiente ahorro para la empresa.

La operación ha sido desarrollada por el Grupo X de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, en colaboración con sus homólogos de Toledo y funcionarios de la Inspección de Trabajo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios