www.madridiario.es
Una Nochebuena pasada por agua

Una Nochebuena pasada por agua

Por MDO/Agencias
jueves 24 de diciembre de 2009, 00:00h
La lluvia no dará tregua esta Nochebuena en Madrid, cuyas temperaturas mantendrán, eso sí, unos valores mucho más agradables que la semana anterior. Se prevé que este viernes, día de Navidad, seguirá lloviendo.
Esta Nochebuena la lluvia hizo su aparición de forma generalizada precipitaciones en forma de lluvias débiles o moderadas. La cota de nieve se sitúa entre los 1.200 y los 2.000 metros.

El día de Navidad también habrá precipitaciones débiles a moderadas en forma de lluvia en el suroeste peninsular, que se extenderán al resto de la mitad sur y zona centro, pudiendo alcanzar puntos de la mitad norte, y ser localmente fuertes y persistentes en puntos del cuadrante suroeste. Durante la jornada, la cota de nieve se situará en torno a los 1.000 y los 1.700 metros.

El sábado en Madrid también habrá precipitaciones débiles, mientras que el domingo, día 27 de diciembre, también se prevén algunas lluvias, aunque más dispersas que los días anteriores.

Prevención de imprevistos
Ante el temporal, Protección Civil recomienda a los ciudadanos que se informen previamente del estado de las carreteras y revisen el vehículo para evitar imprevistos. No obstante, si no es estrictamente necesario es preferible no coger el coche y desplazarse en transporte público.

En el caso de estar atrapado en la nieve, se aconseja permanecer en la coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo. En el caso que el conductor esté aislado y necesite ayuda, es conveniente que "no intente resolver la situación por sí mismo, sino que trate de informar del hecho y, salvo que la situación sea insostenible, espere asistencia".

También se aconseja que ante estas circunstancias meteorológicas mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente y, ante lluvias intensas y persistentes, disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no atravesar los tramos inundados. Si se encuentra en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas.

Ante el riesgo de tormentas, es recomendable evitar el campo abierto y especialmente los lugares elevados y objetos metálicos, mientras que si se prevén vientos fuertes es conveniente asegurar puertas y ventanas, además de extremar las precauciones al volante. Finalmente, en el caso de encontrarse en zonas marítimas, la mejor solución es alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios