www.madridiario.es
Nuevo detector de tumores para el Hospital de Getafe

Nuevo detector de tumores para el Hospital de Getafe

miércoles 23 de septiembre de 2009, 00:00h
El consejero de Sanidad, Juan José Güemes, inauguró este miércoles una nueva herramienta diagnóstica de última generación que permite detectar todo tipo de tumores, hasta los más pequeños y los tumores primarios.
Este nuevo equipamiento forma parte de los nuevos cinco PET-TAC que la Consejería de Sanidad ha adquirido e instalado en los hospitales públicos de la región y que se suman al que ya estaba en funcionamiento en La Paz.

Los nuevos cinco PET-TAC, instalados a lo largo del último año en los hospitales de Getafe, Clínico San Carlos, 12 de Octubre, Gregorio Marañón y Puerta de Hierro, han realizado ya cerca de 1.900 pruebas diagnósticas y sitúan a Madrid a la cabeza de la UE con el mayor ratio de estas herramientas por millón de habitante. En total, la Comunidad de Madrid ha invertido 7.086.290 euros en la última tecnología diagnóstica.

Con esta adquisición, a la que se han destinado más de siete millones de euros, la Comunidad de Madrid se confirma como la mayor inversora en tecnología diagnóstica sumando seis PET-TAC en su red de hospitales públicos, que ofrecen el mayor el ratio de equipos públicos de este tipo por millón de habitantes, el más alto de la Unión Europea.

La Comunidad de Madrid fue la primera región española en contar con un PET en un centro público, el Hospital de la Paz. En dicho centro se han realizado ya un total de 14.180 pruebas diagnósticas desde su inauguración en 2003.

Detecta masas tumorales muy pequeñas
El PET-TAC es considerado en la actualidad una de las mejores herramientas diagnósticas ya que permite detectar masas tumorales muy pequeñas así como tumores primarios no identificados. Se trata de una prueba no invasiva que consigue obtener imágenes que muestran la actividad metabólica y el funcionamiento de los diferentes órganos y tejidos, localizando los focos de crecimiento celular anormal en todo el organismo en un único estudio.

Además, esta tecnología puede diagnosticar demencias, localizar con exactitud la zona dónde se va a intervenir quirúrgicamente o hacer un tratamiento de radioterapia, así como evaluar el estado del cerebro tras un traumatismo.

Máxima resolución diagnóstica del cáncer
La realización de esta prueba consiste en la inyección de un radiotrazador
–Fluor 18 glucosa- aproximadamente una hora antes de realizar la exploración, que dura aproximadamente veinte minutos, en función de la región anatómica que se vaya a estudiar.

El sistema híbrido del PET-TAC y la colaboración entre los Servicios de Medicina Nuclear y Radiodiología ofrece más posibilidades de cara al diagnóstico, ya que al fusionar la imagen funcional del PET con la anatómica del TAC se logra una visión más completa de la enfermedad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios