www.madridiario.es
La estación de Sol abre sus puertas tras seis años de obras

La estación de Sol abre sus puertas tras seis años de obras

Por MDO/E.P.
sábado 27 de junio de 2009, 00:00h
La Estación de Cercanías de Sol, en Madrid, abrió este sábado sus puertas después de varios años de trabajo en una ceremonia de inauguración a la que asistieron numerosas personalidades encabezadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que la estación de Cercanías de Sol es "la joya de la corona de las Cercanías en España", una infraestructura que, entre otras cosas, contribuirá a que Madrid pueda lograr los Juegos Olímpicos de 2016 debido a que conecta la periferia de la región con la capital.

"Con infraestructuras como la estación de Sol estamos haciendo fuertes a Madrid y a España justo en un momento en que necesitamos de grandes palancas de progreso y de grandes plataformas de inversión pública", sentenció, al tiempo que se mostró convencido de que dentro de poco se superará la situación de crisis que afecta al país. El jefe del Ejecutivo central inauguró la infraestructura junto al ministro de Fomento, José Blanco; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón.

El acto de puesta en marcha de las instalaciones estuvo marcado por la cordialidad, a pesar de que la Comunidad de Madrid siempre ha arremetido contra el Gobierno central por el retraso en las obras, que se han prolongado a lo largo de seis años.

Aguirre y Zapatero han hecho las paces durante la inauguración de la nueva estación, aunque la presidenta madrileña manifestó durante su discurso que seguramente habrá gente que diga que "ya era hora" de que abrieran sus puertas. "Y tendrán razón porque la obra a muchos nos pareció interminable", espetó, aunque, a renglón seguido, añadió que la infraestructura será "el símbolo de la colaboración institucional" con el Ministerio de Fomento.

Retraso de las obras
Zapatero reconoció que el fin de las trabajos se retrasó en el tiempo, pero lo achacó a "un feliz imprevisto", es decir, al hallazgo de los restos de la Iglesia del Buen Suceso, que hoy pueden verse en el interior de la estación a modo de museo. También asumió que las obras "no han sido fáciles", ya que han generado molestias a los ciudadanos que residen en el barrio de Sol y a aquellos que han llegado a visitar el kilómetro cero de la capital. A todos ellos, agradeció su paciencia y talante, además del "sentido cívico" de su respuesta. "Madrid sabe asumir sacrificios que suponen beneficios para el futuro", manifestó.

El presidente del Gobierno destacó la "gran capacidad" de cooperación de las administraciones central, regional y local a la hora de emprender este proyecto y resaltó que el esfuerzo de todos "ha merecido la pena".

Las palabras del presidente del Gobierno fueron apoyadas por las del ministro de Fomento, quien quiso recordar el papel que en las obras de Sol han tenido sus predecesores en el cargo, la socialista Magdalena Álvarez y el popular Francisco Álvarez Cascos. Ninguno de ellos acudió a la puesta de largo de la estación de Cercanías debido a que no habían sido invitados, según explicaron fuentes del departamento que dirige José Blanco.

Mientras, Gallardón destacó que la nueva infraestructura destaca por su naturaleza simbólica, por su intermodalidad y por el sentido de servicios a la ciudadanía, al tiempo que aseveró que "es de justicia" elogiar la "responsabilidad y el acierto" del Gobierno central con esta obra clave para la movilidad ciudadana.

Distancias y tiempos
El nuevo vestíbulo, de 7.500 metros cuadrados, complementa el ya existente de Metro (con conexión a las líneas 1, 2 y 3) y conecta con él en tres niveles, por donde discurrirán, según las estimaciones de Renfe, unos 70.000 viajeros al día. La estación está situada en el nuevo túnel, que une Atocha con Chamartín, pasando por Sol, Nuevos Ministerios y, más adelante, Alonso Martínez, y por el que ya circulan las líneas C-3 (Aranjuez) y C-4 de Cercanías (Parla).

Desde Aranjuez se llegará a Sol en 48 minutos, en 27 minutos desde Parla, en 28 minutos desde Alcobendas y en 37 minutos desde Colmenar Viejo. Asimismo, desde Getafe, se llegará al 'Kilómetro Cero' en 20 minutos y desde Tres Cantos, 29 minutos. Además, un trayecto Laguna-Sol durará quince minutos, o Méndez Álvaro-Sol, unos doce minutos, mientras que desde Villaverde Alto, se tardará quince minutos también.

Un "emblema"

El secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, aseguró que la nueva estación de Cercanías de Sol, inaugurada hoy, es "un emblema" del Madrid ambicioso que ha de aspirar a liderar Europa y "convertirse en líder de servicios de transporte", razón por la que el Gobierno de España está poniendo "todo su empeño".

Por su parte, el coordinador general de IU-CM, Gregorio Gordo mostró su "satisfacción" por la nueva infraestructura y donde aseguró que espera que los "enfrentamientos personales no vuelvan a retrasar grandes proyectos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios