www.madridiario.es

El policía fue enterrado este martes en Alcorcón

La Policía identifica a uno de los ocupantes del coche que escapó de la persecución en la que murió un agente

La Policía identifica a uno de los ocupantes del coche que escapó de la persecución en la que murió un agente

Por MDO/E.P.
martes 27 de marzo de 2007, 00:00h
La Policía tiene identificado a uno de los ocupantes del coche que en la madrugada de este lunes se dio a la fuga tras ser objeto de una larga persecución en la que, tras un accidente, falleció un agente, César Casqueiro Abad, que tenía 29 años de edad y estaba destinado en prácticas en la comisaría de Carabanchel. Concretamente, se cree que este sospechoso era el conductor del vehículo, informó un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.
Precisamente, el policía nacional fallecido fue enterrado este martes en Alcorcón, donde residía, y con anterioridad se le rindió homenaje en un acto celebrado en la sede policial de Canillas al que asistieron familiares del agente y compañeros de profesión.

Los hechos ocurrieron de madrugada y el vehículo al que perseguían, un turismo Seat Córdoba ocupado por dos individuos, logró darse a la fuga al término de una larga y peligrosa persecución por la capital en la que coche policial perdió el control, chocó contra una valla metálica del lateral de la vía y dio media vuelta de campana. A consecuencia del accidente, el agente César sufrió dos heridas abiertas entre el tórax y el abdomen, además de salida parcial de vísceras, por lo que, tras ser estabilizado en el lugar de los hechos por el Samur-Protección Civil, fue trasladado al Hospital 12 de Octubre, donde ingresó en quirófano con pronóstico grave y, finalmente, falleció. Por su parte, los otros tres policías, dos hombres y una mujer, sufrieron contusiones y magulladuras, pero en todos los casos de carácter leve, y fueron dados de alta en el lugar.

Mientras tanto, el vehículo sospechoso continuó su marcha en dirección a la M-40, donde dos agentes motorizados trataron de detenerlo. Sin embargo, cuando el coche se encontraban a escasos metros, aceleró al máximo con la intención de atropellar a los policías y se dio la fuga, a pesar de que uno de los agentes efectuó un disparo intimidatorio. De hecho, los dos agentes sufrieron lesiones de carácter leve ya que tuvieron que lanzarse al arcén para evitar ser arrollados.

Los policías han descrito a los ocupantes como dos varones jóvenes, de en torno a 18 ó 20 años de edad, y de tez morena, pero no pudieron precisar más datos porque los cristales del vehículo eran tintados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios