www.madridiario.es

Abierta la conexión subterránea de las avenidas de la Ilustración y Ventisquero de la Condesa

La M-30 y la M-40, unidas por un túnel bajo Herrera Oria

La M-30 y la M-40, unidas por un túnel bajo Herrera Oria

Por MDO/Efe
lunes 26 de marzo de 2007, 00:00h
La M-30 y la M-40 están unidas desde este lunes por una nueva conexión: un túnel de un kilómetro y medio bajo las avenidas del Cardenal Herrera Oria y de Betanzos que ha costado al Ayuntamiento cerca de 74 millones de euros y casi dos años de obras. El túnel, que inauguró el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, es el tramo final por el sur de la avenida del Ventisquero de la Condesa, cuyos cerca de tres kilómetros están abiertos al tráfico desde noviembre de 2005 y que ahora llega desde la M-40 norte hasta la avenida de la Ilustración.

El tramo abierto este lunes en el distrito de Fuencarral-El Pardo está compuesto por dos túneles unidireccionales con dos carriles por sentido que unen la glorieta de la Pradera de Navalusilla, situada en la confluencia de Ventisquero de la Condesa con la calle de Pinares Llanos, con la glorieta de José Francisco de Isla, en la avenida de la Ilustración.

Gallardón en la inauguración de este lunesDesde el norte permite acceder a la M-30 en ambos sentidos y también conectar con la calle de Santiago de Compostela. En sentido contrario, desde la avenida de la Ilustración hacia el norte, permite llegar al final hasta la M-40. Tiene en total 3.465 metros, de los cuales 1.454 son subterráneos, otros 1.429 lo constituyen las rampas de acceso y 582 es viario en superficie que actúa como nexo entre la M-30 y la M-40.

 Además de unir las dos circunvalaciones y reducir en más de 30.000 los vehículos que hasta ahora transitaban por superficie, que se ahorrarán así hasta 350.000 horas anuales, según cálculo del Ayuntamiento, comunica el norte y el sur del distrito de Fuencarral-El Pardo. En concreto, une el barrio del Pilar con los de Mirasierra, Montecarmelo y Arroyofresno, en los que en conjunto viven más de 100.000 ciudadanos.

Ruiz-Gallardón, que definió este túnel como "una infraestructura que por abajo mejora la movilidad y por arriba mejora la calidad de vida", incidió también en las medidas de seguridad aplicadas, tanto durante la obra, con la instalación de más de 400 dispositivos de control en la zona y en edificios, como en el subterráneo, donde se han colocado dos salidas de emergencia al exterior y otra que comunica los túneles, 22 cámaras y 46 bocas de incendio.

Nuevos ejes para conectar la ciudad
El alcalde afirmó que éste es el octavo de los nuevos ejes, incluidos en el Programa de Infraestructuras para la Movilidad 2003-2007 que "constituyen una red que conecta rápidamente distintos puntos de la ciudad, y alivia el tráfico que hasta ahora soportaba la almendra central". El primero de estos ejes lo conforman el nudo de la Paloma, los túneles de Pío XII y el anillo distribuidor de las cuatro torres, y el segundo es el que arranca en Sor Ángela de la Cruz y continúa, bajo Marqués de Viana, hasta la M-30, que además se prolonga hacia el Este a través del túnel de Costa Rica.

Los primeros vehículos pasan por el nuevo túnelEl tercero parte de Cuatro Caminos y llega hasta Manuel Becerra; el cuarto es el túnel de O'Donnell prolongado hasta casi la Puerta de Alcalá y el quinto es el "by pass" sur. El sexto eje, según Ruiz-Gallardón, es el que une la plaza de España, bajo la cuesta de San Vicente y la avenida de Portugal, con la A-5 y el distrito de Latina y el séptimo los túneles entre la calle Embajadores, la M-40 y la A-4.

Este martes se inaugura el último subterráneo de Pío XII y el viernes, "en principio" según el alcalde, el anillo exterior soterrado de la M-30 junto al Manzanares, lo que hizo afirmar a Ruiz-Gallardón que "estamos llegando al final del túnel".

Quejas vecinales
Por su parte, la Asociación de Vecinos La Flor del barrio del Pilar aseguró que el nuevo túnel confirma uno de los "problemas más graves" que va a tener que padecer esta zona de Madrid, como es, a su juicio, el By-Pass Norte de la M-30 que el Ayuntamiento planea ejecutar.

Miguel Ángel Ordinas, uno de los miembros de la asociación, explicó que que el proyecto contempla la construcción de un túnel bajo la avenida de Monforte de Lemos con el objetivo de descongestionar la avenida de la Ilustración, que en este punto está regulada por semáforos, y dejarla como una calle más del barrio.

Sin embargo, según Ordinas, esta situación no se producirá, ya que el túnel inaugurado este lunes hará que muchos vehículos tengan que utilizar la avenida de la Ilustración para dirigirse hacia la avenida del Ventisquero de la Condesa y la M-40. "La avenida de la Ilustración va a ser un nexo de unión entre la M-30 y la M-40, por lo que el By-Pass Norte no será una alternativa sino una duplicación de la M-30", aseguró.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios