www.madridiario.es
El Atlético gana al Sporting y vuelve a luchar por la Champions

El Atlético gana al Sporting y vuelve a luchar por la Champions

Por MDO/Agencias
lunes 27 de abril de 2009, 00:00h
Los goles de Forlán, Simao y 'Kun' Agüero reactivaron a un gris Atlético de Madrid en la lucha por la Liga de Campeones y enviaron al Sporting de Gijón a la zona de descenso, en un duelo encarrilado por su efectividad ofensiva en los primeros 45 minutos.
No brilló el conjunto madrileño, incluso el equipo asturiano fue mejor durante toda la segunda parte, pero el acierto de sus delanteros solucionó un encuentro vital para el Atlético, que ve la cuarta posición dos puntos más cerca (cuatro) que hace una jornada, pero que todavía debe crecer, y mucho, para optar a esa posición.

Este domingo se presentaba la última oportunidad para el Atlético de engancharse a la Liga de Campeones. Era un partido decisivo para los madrileños, pero también para el Sporting, en su peor racha de esta Liga -cinco derrotas seguidas- y al que los resultados del fin de semana le incluyeron entre los tres equipos en zona de descenso. Necesitaba redimirse el Atlético de su fracaso más reciente y más sonoro de la temporada, el 5-1 de Santander. Salió más enchufado y con más intensidad que de costumbre, pero con los mismos problemas futbolísticos de todo el curso, sin creación en el centro del campo y a expensas de la inspiración de sus atacantes. Su posesión de balón durante el comienzo del choque fue improductiva, como casi siempre, ante un Sporting menos valiente que en toda la campaña, por lo que el partido transcurrió entre el dominio local, los despejes de la zaga visitante y contadas ocasiones, salvo dos tiros del argentino Agüero, que sigue lejos de su mejor nivel, también en lo físico, y el holandés Heitinga.

No era un choque fácil para el Atlético, abroncado por su público durante toda la primera media hora y sin capacidad para desequilibrar la defensa rival hasta que un golpe de fortuna, en un disparo en el minuto 27 del uruguayo Diego Forlán, único jugador que se salvó de la quema de Santander, que tocó en Neru y sorprendió adelantado al portero Iván Cuéllar. Ese gol, el vigésimo tercero de la temporada del ariete uruguayo, fue un alivio para el conjunto madrileño, que se sentía con el encuentro más o menos controlado, pero al que inquietaba el Sporting en sus esporádicas acciones de ataque, como un cabezazo de Bilic o un remate alto de Neru.

No fue suficiente para equilibrar de nuevo el duelo, más aún cuando al Atlético, con tensión pero sin brillantez en su juego, demostró su talento ofensivo en una pared precisa y rápida entre Forlán, de nuevo, y Simao en la esquina del área que dejó al portugués frente a Cuéllar, al que batió por bajo para situar el 2-0 (m. 40). Un golazo que desbordó a la defensa que más tantos en contra ha encajado en esta Liga y que dio una cómoda renta a los locales para encarar la segunda parte, iniciada con el 3-0, marcado por el argentino 'Kun' Agüero con un disparo cruzado ante la salida de Cuéllar en los primeros instantes de la reanudación. No tardó ni un minuto en responder el Sporting. En la siguiente jugada, cuando la afición del Calderón ya saboreaba la calma de un resultado contundente, llegó el 3-1, en el que Diego Castro, tras una buena acción en el área local, dio a Bilic un gol que, por momentos, desató el nerviosismo en la defensa del Atlético.

Bajo el débil acoso del Sporting se llegó al tramo final del encuentro, en el que el Atlético perdió al portugués Simao Sabrosa por doble amarilla -vio las dos tarjetas en apenas dos minutos-, pero conservó un triunfo balsámico, que revitaliza sus opciones de 'Champions' ante un rival luchador, que quizá no mereció tanto castigo y que cayó a zona de descenso.

Superhéroe Forlán
El delantero uruguayo Diego Forlán, líder del Atlético en las últimas jornadas manifestó al finalizar el encuentro que se sintió dolido por el trato recibido de la afición atlética, quien recriminó duramente al equipo, sobre todo, por la derrota en Santander. En declaraciones a Canal plus, señaló que si se desea sacar adelante los objetivos "hay que hacerlo entre todos" y recriminó a los silbaron al hispano argentino Mariano Pernía, quien según el uruguayo no se mereció dicha trato.

El delantero reconoció que miró fijamente a un grupo de aficionados que desde la grada gritaban: "jugadores mercenarios" y les reprochó tal conducta. "Son los que dicen que no gritan a los jugadores", dijo. "Yo hago lo que tengo que hacer", indicó Forlán, quien reconoció que la goleada (5-1) sufrida en la pasada jornada ante el Racing les afectó tanto o más que a los propios seguidores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios