www.madridiario.es

Se podrán visitar tras cuatro años de excavaciones e investigaciones

Abiertos al público tres yacimientos arqueológicos de Colmenar Viejo, Patones y Sieteiglesias

Abiertos al público tres yacimientos arqueológicos de Colmenar Viejo, Patones y Sieteiglesias

martes 20 de marzo de 2007, 00:00h
Tres yacimientos arquelógicos muestran desde este martes la historia de la región. Los visitantes podrán conocer diferentes períodos de Madrid a través de la necrópolis medieval de Sieteiglesias, la visigoda de Remedios, en Colmenar Viejo, y la ciudad carpetano-romana de la Dehesa de la Oliva en Patones.
Los recorridos, que ha inaugrado este martes el consejero de Cultura y Deportes, Santiago Fisas, han sido investigados y acondicionados para que el público pueda visitarlos. En principio no está prevista la organización de visitas guiadas, se podrá conocer, mediante carteles explicativos, el significado de estas excavaciones, dentro del Plan de Yacimientos Visitables que el Gobierno regional puso en marcha al principio de la legislatura.

El consejero manifestó durante la inauguración del yacimiento de Sieteiglesias, situado en la sierra norte, que esta iniciativa "tiene el fin de de acercar esta riqueza arqueológica poco conocida" al público en general, así como a los escolares. Además apuntó que estos yacimientos servirán también para atraer al turismo hacia estos municipios más alejados de la capital.

La necrópolis medieval de Sieteiglesias, que data del siglo VIII y en la que se han hallado 85 tumbas -la mayoría de ellas excavadas en la roca-, está enclavada junto a la iglesia de San Pedro Apóstol y cuenta con dos conjuntos arqueológicos claramente diferenciados, distribuidos en un total de 2.000 metros cuadrados. aunque sólo uno de ellos está abierto a los visitantes. El ajuar funerario encontrado en este lugar fue trasladado al Museo Arqueológico.

Otro de los yacimientos inaugurados este martes es el de la necrópolis de Remedios, en Colmenar Viejo, que data de la época visigoda y fue descubierta en 1969 con motivo de una reforma de la ermita en la que está ubicada.

Mientras que el de la Dehesa de la Oliva, en Patones, es una excavación situada en la confluencia de los ríos Lozoya y Jarama que da testimonio de su ocupación en diversos periodos de la historia, desde el Paleolítico hasta la Edad Media.

Los yacimientos se podrán visitar todos los fines de semana y festivos de 11 a 14 horas, así como todos los demás días del año con reserva previa para grupos en el Ayuntamiento del municipio.

El Ejecutivo regional ya ha invertido 1.992.499 euros en este Plan, para el que fue necesaria una previa selección de los yacimientos madrileños más destacados. Próximamente se podrán visitar también los yacimientos de Hábitat carpetano de Miralrío, en Rivas-Vaciamadrid; y el del castillo bajomedieval de Arroyomolinos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios