www.madridiario.es
Amores tardíos

Amores tardíos

domingo 12 de abril de 2009, 00:00h
Así como Prince decidió un día cambiarse el nombre y pasar a ser llamado “El Artista antes llamado Prince”, podemos pensar que José Blanco ha cambiado de nombre, y de piel, para dejar de ser un lobo feroz y convertirse en un calmado ministro de la nueva hornada.

A partir de ahora habrá que llamarle “El Artista antes llamado Blanco”.

Quizá el cambio más acertado en el Gobierno haya sido que El Artista pasara a ocupar la cartera de Fomento, (eso si, es una pena que se marchara Magdalena Álvarez después de lo que nos había costado su master en nevadas en Siberia, tal vez le sirva para encontrar trabajo en el equipo del Capitán Pescanova). Nadie como él para insistir en una idea y no “desistir” de ella. Por eso ha pedido una reunión con Esperanza Aguirre, será un choque de pesos pesados, incansable uno y contumaz otra.

Aguirre ya ha anunciado que recibirá al ministro con los “planos abiertos”, hasta cinco obras de las que necesita la Comunidad de Madrid. Aguirre lo tenía más fácil con Magdalena Álvarez a la que le había cogido por la solapa, no era un combate igual, en cambio con El Artista la situación cambia.
No sabe lo gota malaya que es el nuevo ministro de Fomento, tampoco es consciente éste de lo erre que erre que es la presidenta de Madrid.

El Artista encaja los golpes mejor que Foreman, menuda cintura tiene.
En próximas fechas veremos el encuentro entre la insistencia y la persistencia. Van a saltar chispas, obras, planos y dientes.
Los amores tardíos son los más contumaces y Blanco ha decidido hacerse hippie y dar amor cuando antes daba guerra.


correo@rafaelmartinezsimancas.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios