www.madridiario.es

La capital vuelve a ser un día más el manifestódromo

Padres separados y médicos residentes también eligen Madrid para protestar

Por MDO/Agencias
sábado 17 de marzo de 2007, 00:00h
Además de la manifestación contra la guerra, otros colectivos como padres separados y médicos residentes han elegido Madrid para protestar y manifestarse por su situación personal y profesional. Miembros del colectivo SOS Papás han pedido la custodia compartida automática, que ahora niega la actual ley de divorcio rápido la cual exige un acuerdo previo entre ambos padres y el ministerio fiscal. Mientras, los MIR han exigido ante el Ministerio de Sanidad un cambio en sus condiciones laborales.

Miembros del colectivo SOS Papás, que aglutina a padres separados, han pedido en una concentración en la plaza Mayor de Madrid la custodia compartida automática, que niega la actual ley de divorcio rápido ya que exige el acuerdo entre ambos padres, dijo a Efe el portavoz de esta asociación, Jesús Arapiles.

"Antes -explicó- había jueces nobles que imponían la custodia compartida, pero ahora, tras la aprobación de la ley de divorcio rápido, señala que esto será posible siempre que este de acuerdo el ministerio fiscal y haya acuerdo entre los padres".

Dijo que una mujer puede impedir esta custodia compartida "con sólo acusar al marido de malos tratos y automáticamente se le da a ella, pero la decana de los jueces de Barcelona, María Sanahuja ya ha afirmado que muchas mujeres están abusando de acusaciones de malos tratos".

Según Jesús Arapiles, "yo me considero feminista y lo que pedimos es la igualdad real entre hombres y mujeres, pero hay mujeres que son 'hembristas' y se niegan a ello". Asegura que hay ya un colectivo de mujeres, encabezados por María Sanahuja, "que están denunciando el 'feminismo talibán' porque una cosa es defender los derechos de la mujer y otra odiar al hombre".

Los MIR
Por su parte alrededor de doscientos médicos en formación de toda España se  han concentrado este sábado ante el Ministerio de Sanidad y Consumo con el fin de exigir el cambio del Real Decreto que especifica sus condiciones laborales vigentes y para demandar que se negocie la futura norma que regulará su formación.

Una de las principales reclamaciones de los MIR es que se dé una solución a las jornadas de 32 horas ininterrumpidas y de 70 semanales que -según denuncian- tienen que desempeñar, y que se garantice la calidad de su formación.

Durante la concentración, los manifestantes expresaron su deseo de conseguir unas condiciones laborales justas y similares en toda España, ya que el Real Decreto que regula sus condiciones laborales permite diferencias salariales según la Comunidad Autónoma donde trabajan por lo que lo consideran injusto.

 En declaraciones a los medios, el secretario de Comunicación de la Federación estatal de Sanidad de CC.OO, Iñaki Gurrea, explicó que este Real Decreto se llevó a cabo con "un total desacuerdo por parte de todos los sindicatos" por las condiciones laborales que se plantearon.

   Para Gurrea con este proyecto "se puede desvertebrar toda la formación de un modelo que había sido excelente" hasta el momento. Asimismo, quiso recordar que las jornadas laborales a las que están sometidos los MIR son "abusivas" y afectan a la "calidad asistencial" que pueda realizar ante un paciente.

   Entre los estudiantes y médicos residentes que se acercaron hasta allí se encontraba Miriam, que exigía "un salario normal y no tener que trabajar 32 horas seguidas" para poder atender correctamente a sus pacientes.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios