www.madridiario.es
La defensa de la Colina del Suicidio de la Batalla del Jarama se conmemora

La defensa de la Colina del Suicidio de la Batalla del Jarama se conmemora

Por MDO/E.P.
sábado 21 de febrero de 2009, 00:00h
Dentro de los actos conmemorativos de la 2ª Marcha Memorial Jarama 2009, este sábado se celebra la reunión anual de la Defensa de la Colina del Suicidio que tuvo lugar los días 12, 13, 14 por el batallón británico en la batalla del Jarama en febrero 1937, contando con la presencia de alguno de sus protagonistas, numerosos irlandeses e ingleses y descendientes de aquellos que participaron en esta batalla.


   Sin los brigadistas, el flanco derecho del dispositivo republicano no hubiera resistido, la carretera de Valencia hubiese caído en manos de las tropas nacionales y la suerte de Madrid hubiese sido incierta en los meses siguientes, recuerdan los organizadores de la reunión, entre los que destacan la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales, Internacional Brigadas Memorial Trust y Ateneo Republicano de Fuenlabrada.

   Precisamente, La Esfera de los Libros acaba de publicar la obra de Jesús González de Miguel 'La Batalla del Jarama. Febrero de 1937, el infierno en Madrid durante la Guerra Civil', sobre uno de los episodios más dolorosos de la contienda.

   El 12 de febrero del 1937 Asensio cruzó el Jarama y conquistó el Pingarrón. Se enfrentó en la meseta a la XV Brigada Internacional, mientras los republicanos atacaban el saliente de Vaciamadrid sin resultados. El batallón británico de la XV Brigada Internacional se enfrentó con las tropas de Asensio en la llamada Colina del Suicidio, en donde de los 600 irlandeses y británicos, sólo quedaron 225.

   Al día siguiente, Barrón se dirigió al vértice Valdeperdices y recibió la orden de detenerse y esperar a Buruaga y Asensio. El bando nacional tuvo problemas de reservas en sus líneas, mientras los republicanos acumulaban efectivos. El Batallón Dombrovski de las Brigadas Internacionales contraatacó en Arganda, mientras los republicanos resistían en los olivares y en la zona centro.

   Finalmente, los británicos de la XV Brigada, con la ayuda del ruso Pavlov y sus tanques T-26, siguieron resistiendo a las tropas de Asensio y las de Sáenz de Buruaga. Fue entonces, el 14 de febrero, el conocido como el 'día triste del Jarama' para las fuerzas nacionales:sufrieron fuertes contraataques republicanos en todo el frente, principalmente por el centro.

   Las tropas de Varela, en situación crítica a pesar de los refuerzos, mantuvieron una dura lucha en los olivares con el consiguiente panorama en los hospitales nacionales de Pinto y Griñón, que se vieron desbordados por el elevado número de heridos y muertos.

  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios