www.madridiario.es

Juicio del 11-M

Un confidente de la Policía dice que le obligaron a destruir sus notas

Por MDO/E.P.
miércoles 07 de marzo de 2007, 00:00h
El confidente de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) conocido como "Cartagena" aseguró este miércoles que esta unidad le obligó a destruir los disquettes que conservaba en su vivienda de Almería donde se encontraban las notas informativas originales que había enviado a su contacto policial. Según explicó, sus informaciones eran modificadas por agentes de esta sección que "quitaban y añadían" lo que les parecía bien.

Después de asistir a una última reunión con la célula liderada por Serhane Ben Abdelmajid Faked, alias "Sarhane El Tunecino", en la que éste pidió mártires para atentar en España, la UCIE le presionó para que abandonara Madrid. Tras permanecer un tiempo en Salobreña (Granada) con intención de huir de los agentes del cuerpo que le amenazaban para que continuara colaborando con ellos

No obstante le localizaron y le dijeron que en Granada estaba "más cerca" de su país que le iban a expulsar de España. "Me trasladaron a Almería diciendo que para qué me iba a quedar en Salobreña si allí sólo había chirimoyas", explicó. En la ciudad andaluza el CNI le solicitó que se infiltrara en otro grupo ajeno al de Madrid, cosa que "Cartagena" cumplió hasta que de forma sorpresiva volvieron a buscarle y le trajeron a Madrid.

A sus llegada le preguntaron insistemente por los disquettes y al confesar que estaban guardados en una mezquita almeriense le pidieron que enviara a su mujer al recinto para recogerlos y destruirlos. "Mi mujer los rompió delante de los escoltas que nos tenian asignados", dijo. Al parecer, la policía realizó además un registro en su vivienda en el que destruyó material relacionado con el suicida de Leganés Alekema Lamari como fotografías, registros telefónicos y pequeños informes.

Indicó que "no es cierto" que haya colaborado voluntariamente con los cuerpos de seguridad del Estado y especificó que en todas las ocasiones en que ha prestado declaración en la Audiencia Nacional mantuvo reuniones previas con la UCIE para ver "como tenía que decir las cosas". "Ahora ya no tengo miedo de nadie, antes tenía mucho miedo, ahora me da igual", añadió y negó haber introducido cambios en su declaración por amenazas de imputados en el 11-M.

En un momento de su declaración incluso pidió a la sala que se levantara la persiana que le oculta de los presentes en la vista, incluidos los acusados. "Subid la persiana·si quereis, no me importa", indicó y añadió que si prefería declarar bajo protección en este juicio era porque "pensaba que iba a salir en la tele". Negó también haber recibido remuneración alguna por sus servicios como confidente y explicó la existencia de transferencias de la UCIE aludiendo al pago de una avería en su coche durante un viaje a Marruecos por encargo de la unidad.

El piso de Leganés
El "Cartagena" reveló durante su declaración ante el tribunal que juzga a los acusados por su relación con el 11-M que el día 3 de abril, cuando se produjo el suicidio de siete islamistas integristas en la casa de la calle Carmen Martín Gaite de Leganés (Madrid), un comisario de policía le preguntó si podía entrar en la casa e identificar a sus ocupantes.

Esta propuesta --dijo-- fue realizada sobre las doce de la mañana y él la rechazó porque se "olió" algo "muy raro" y porque le mandaban a una casa que él no conocía y le hubieran descubierto. "Si me hubieran amenazado un poco más hubiera estado en el piso y hubieran muerto ocho", añadió.

Explicó que el 3 de abril fue "el peor día" que ha vivido. Unos agentes que no conocía, enviados al parecer por la UCIE, se presentaron en su casa de Almería y le llevaron en coche a muy alta velocidad hasta Madrid. A su llegada se dirigieron directamente a la localidad de Leganés donde estaba montado "un dispositivo de seguridad". Alguien que dijo ser comisario le interrogó ampliamente, realizando preguntas que él ya había contestado en sus informes a su contacto policial.

En un momento de la conversación, añadió, el supuesto comisario atendió una llamada telefónica. Según "Cartagena" esta persona dijo a su interlocutor: "como este moro hable la hemos cagado".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios