www.madridiario.es

Los ladrones sustrajeron bienes por valor de 1'7 millones de euros

Desarticulada red dedicada a robar en polígonos industriales de Madrid

Por MDO/Efe
miércoles 07 de marzo de 2007, 00:00h
La Guardia Civil ha desarticulado una red integrada por quince personas dedicada a robar en polígonos industriales de Castilla-La Mancha y Madrid, a la que se imputan 39 robos por un importe global de más de 1.700.000 euros.

Según informa la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, la Guardia Civil de Ciudad Real ha practicado las detenciones en el marco de la operación "Rémora", desarrollada en varias localidades de la provincia de Madrid tras más de diez meses de investigación. La operación se inició el pasado día 22 de abril de 2006 por la denuncia de una empresa de Villarta de San Juan (Ciudad Real), a la que le habían sustraído 1.056 quesos, dinero en metálico y herramientas.

La Guardia Civil expone que las pesquisas se han prolongado durante más de 10 meses debido "a la especialización, perfeccionamiento de la organización delictiva investigada", y a la dificultad para identificar y localizar a todos sus integrantes, que residían en barrios marginales de Madrid, donde su vigilancia y control presentaba gran dificultad.

Tras las detenciones, los investigadores imputan a la red 39 robos: 1 en Ciudad Real, 2 en Guadalajara, 4 en Toledo, 2 en Cuenca y 30 en Madrid. También se ha constatado que en algunos casos, los ladrones robaban vehículos para usarlos durante el robo y transportar los efectos sustraídos.

Los ladrones colocaban vigilancia en las proximidades de los lugares donde estaban realizando los robos para avisar de la presencia policial y, si eran sorprendidos, no paraban al serles dado el alto, llegando incluso a arrollar a los agentes en su huida. El grupo delictivo se dedicaba al robo en naves industriales y de tendido eléctrico.

Según la Guardia Civil, actuaban en células de cuatro ó cinco hombres y siempre tras haber estudiado y analizado sus objetivos para garantizar el éxito de la operación. Los robos los perpetraban durante los fines de semana, sobre todo en la tarde-noche y demostraron una gran movilidad, pues llegaron a desplazarse cientos de kilómetros en una noche para perpetrar un robo.

Una vez establecido el sistema de vigilancia, los ladrones inutilizaban la alarma del exterior del edificio, forzaban las puertas de acceso con palanquetas o herramientas similares y, una vez en el interior, inutilizaban la centralita de alarma y neutralizaban las cámaras de seguridad. El producto de los robos era vendido a terceros rápidamente, especialmente en chatarrerías, mercadillos y feriantes.

Cinco personas, con edades comprendidas entre los 26 y los 48 años, ha sido detenidas como receptadores de la mercancía robada. Todos los demás detenidos, vecinos de Madrid, y de las localidades madrileñas de Leganés o Coslada, son menores de 30 años. Las Diligencias instruidas y los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Manzanares (Ciudad Real).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios