www.madridiario.es
Encarcelados los acusados de secuestrar a un ciudadano chino

Encarcelados los acusados de secuestrar a un ciudadano chino

Por MDO/E.P.
viernes 30 de enero de 2009, 00:00h
 El Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid ratificó este viernes la orden de prisión provisional dictada contra ocho de los doce ciudadanos chinos, seis hombres y dos mujeres, encarcelados por participar en el secuestro de un joven de 18 años, de la misma nacionalidad, a quien retuvieron durante diez días a base de golpes y encapuchado.
Los implicados en el secuestro desfilaron esta mañana ante el juez para declarar sobre los hechos, de los que negaron su participación. El magistrado les escuchó en las comparecencias celebradas para ratificar la orden de prisión que se decretó al ser puestos a disposición judicial.

En el rapto participó un amigo íntimo de la víctima y una persona allegada a su padre. Esta cercanía permitió a los captores planear el secuestro y conocer si los padres contactaban con la Policía tras reclamarles un rescate de 300.000 euros. En su declaración, el amigo íntimo del secuestrado negó su participación, asegurando que desde hace tiempo no le veía. No obstante, reconoció que mantenía contactos con él a través de la red social QQ, una especie de messenger chino con más de 220 millones de usuarios.

Dos de los captores declararán la próxima semana ante un juez de Toledo, mientras que el instructor de Madrid interrogará a otros dos acusados del rapto. El magistrado de Toledo se ha inhibido de la investigación a favor de su compañero de la capital.

Cebo a través de Internet
Precisamente, QQ sirvió de cebo para que los secuestradores lograran una cita con su objetivo. Con la clave del amigo del padre del joven, los captores se pusieron en contacto con la víctima, haciéndose pasar por una chica de origen chino de su misma edad con gustos similares a los del chaval.

Supuestamente , la joven le propuso una cita, pero éste se resistió. Al final accedió al encuentro, cuando los secuestradores le mandaron una fotografía con la imagen de la chica. La cita debía producirse frente a la Junta Municipal de Usera. A la hora, el joven recibió un mensaje en el que la joven le avisaba de que no podía acudir y que irían unos amigos suyos en su lugar. Una furgoneta con los cristales tintados se presentó en la zona.

Los hombres le introdujeron en el vehículo y le propinaron un fuerte golpe con un bate de béisbol, encapuchándole la cabeza para impedir que viera la cara de sus captores. El coche se desplazó entonces hasta Illescas, donde le mantuvieron secuestrado durante diez días. Desde que fue liberado, el joven se encuentra en estado de 'shock' recibe apoyo psicológico al sufrir pesadillas en las que se le aparecen las caras de sus captores. Por ello, ha solicitado a su abogado, Jaime Caballero, que le consiga un cara a cara en la prisión con su antiguo amigo para preguntarle por qué lo hizo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios