www.madridiario.es

Otro neonato, colonizado por la bacteria, se encuentra grave

Tres bebés prematuros mueren en el 12 de Octubre por una bacteria hospitalaria

Tres bebés prematuros mueren en el 12 de Octubre por una bacteria hospitalaria

domingo 04 de marzo de 2007, 00:00h
Tres bebés prematuros han muerto en menos de una semana en el Hospital madrileño 12 de Octubre por una bacteria hospitalaria y otro, que está colonizado por la misma bacteria, se encuentra grave. En un comunicado, el hospital informó de que el pasado 26 de febrero falleció en el Servicio de Cuidados Intensivos de Neonatología del 12 de Octubre un niño prematuro, en el que se aisló en el hemocultivo la bacteria klebsiella pneumoniae.

Este paciente, que nació a las 28 semanas de edad gestacional y con 1,090 gramos de peso, padecía graves patologías propias de su prematuridad, previas a la aparición de la klebsiella pneumoniae, y el diagnóstico final fue shock séptico (infección masiva generalizada) por klebsiella pneumoniae. Asimismo, el día 2 de marzo fallecieron dos neonatos ingresados en el servicio tras un shock séptico por klebsiella pneumoniae, aunque este diagnóstico aún está pendiente de confirmación definitiva.

Actualmente, hay un bebé ingresado en el Servicio de Neonatología del hospital que está colonizado por la bacteria (es decir, que la bacteria está en su piel), con sospecha de infección aún no confirmada. Su estado es grave, aunque atribuible a las patologías que presentaba en el momento de su nacimiento y a las complicaciones que ha tenido con posterioridad. Además, todos los niños ingresados están estrechamente vigilados, con una toma de muestras periódica por parte del Servicio de Medicina Preventiva, que permite tener información actualizada sobre el estado de todos y cada uno de los pacientes.

La bacteria klebsiella pneumoniae es de carácter hospitalario y propia de cuidados prolongados y conlleva gran mortalidad en el caso de pacientes que presentan patologías graves y grandes problemas para la supervivencia, tal y como ocurre en determinados niños prematuros, algunos de los cuales llegan a pesar menos de 500 gramos en el momento de su nacimiento.

Este tipo de infecciones nosocomiales por bacterias se dan en la práctica clínica de todos los hospitales del mundo y, en cualquier caso, los estudios apuntan que la Comunidad de Madrid presenta un índice de infecciones nosocomiales inferior a la media española.

Medidas de control y prevención
Desde el mismo día en el que se confirmó la causa del fallecimiento del primer niño, el Servicio de Neonatología del 12 de Octubre, de acuerdo con el protocolo establecido por el Servicio de Medicina Preventiva, ha adoptado todas las medidas necesarias de control y prevención. Así, se han establecido dos zonas estructurales totalmente diferenciadas, una para los niños que han estado en contacto con la bacteria y otra para los considerados "limpios".

Igualmente, se ha procedido a una separación estricta de los profesionales médicos y de enfermería en dos grupos, uno para la atención exclusiva de los pacientes de cada zona, para lo que se ha reforzado tanto el personal médico como de enfermería. Por otra parte, se han limitado las visitas de los médicos especialistas de otros servicios y se han restringido las visitas de familiares. También se han tomado todas las medidas higiénico-sanitarias necesarias, tanto para los profesionales como para los padres de los niños ingresados, además de medidas específicas de limpieza.

La situación ha sido notificada al Servicio de Obstetricia del hospital, con objeto de que se trasladaran a otros centros los embarazos patológicos que estuvieran ingresados, y solicitando, asimismo, que se traslade a cualquier gestante que llegue a Urgencias con algún factor de riesgo. Además, el Servicio de Medicina Preventiva, en colaboración, con la Dirección General de Salud Pública, está realizando un estudio epidemiológico para determinar el origen de la situación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios