www.madridiario.es

El hombre tuvo que ser atendido en una clínica privada

La Comunidad pagará la factura del hombre que sufrió un infarto

Por MDO/Efe
jueves 01 de marzo de 2007, 00:00h
La Consejería de Sanidad se hará cargo de la factura del paciente que tuvo que ser atendido de urgencia tras sufrir un infarto junto a una clínica privada y achaca a "un error de carácter administrativo, ya subsanado", que fuera exigida al paciente la cantidad reclamada por la clínica.
Así lo indicó en la tarde del miércoles el Servicio Madrileño de Salud, adscrito a la Consejería de Sanidad, que emitió un comunicado para responder a las acusaciones vertidas por los portavoces de sanidad de PSOE e IU respecto a la atención sanitaria prestada a este paciente, atendido en un centro privado, según la oposición, "por no haber camas en ningún hospital público".

El afectado, de 54 años, sufrió un infarto en la vía pública y salvó la vida gracias a los cuidados que recibió en la UCI de una clínica privada debido a la falta de camas libres en los hospitales públicos. Sanidad reconoció que se trataba de un caso de "asistencia vital" y que debía pagar la factura, que ascendía a los 15.500 euros, pero pedía al afectado que pidiera un crédito para pagarla antes de que le entregaran el dinero por una cuestión de formalismo jurídico.

Ahora, el Servicio Madrileño de Salud ha anunciado que ha iniciado los trámites oportunos para que el paciente no tenga que abonar la cantidad requerida por el centro. Negó que haya habido falta de auxilio por su parte, dado que este paciente, cuando notó los síntomas que derivaron en su posterior ingreso estaba en las puertas del centro privado donde fue atendido e ingresado directamente.

En este tipo de casos, "totalmente excepcionales", subraya la nota, al no producirse una derivación a un centro asistencial público, el Servicio Madrileño de Salud corre posteriormente con los gastos, al tratarse de un caso de urgencia vital".

"Sin embargo", añade el comunicado, "en este caso se ha producido un error de carácter administrativo -ya subsanado-, de forma que el Servicio Madrileño de Salud ha realizado los trámites oportunos para que el paciente no tenga que abonar la cantidad requerida por la clínica, ya que será este organismo quien se hará cargo de la factura".

El Servicio Madrileño de Salud lamentó la utilización política que se ha hecho en torno a este caso y rechazó que se utilice el caso particular de un paciente con el fin de desgastar la "magnífica" labor que llevan a cabo los profesionales en la red asistencial pública de la Comunidad de Madrid, "creando alarmismos innecesarios y carentes de rigor", concluyó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios