www.madridiario.es

Temen que "lleguen escavadoras para echar abajo el pueblo"

Desalojo pacífico de los 'okupas' de Navalquejigo

Desalojo pacífico de los 'okupas' de Navalquejigo

Por MDO/E.P.
miércoles 28 de febrero de 2007, 00:00h
Efectivos policiales y de la Guardia Civil entraron en la mañana del martes en el pueblo madrileño de Navalquejigo para desalojar de sus viviendas a más de una decena de 'okupas' que venían residiendo en esta zona cercana a El Escorial desde el año 1997. Sin oposición ni resistencia alguna a las autoridades, doce de las dieciséis personas que residían en el pueblo, fueron trasladadas en furgones hasta los juzgados de El Escorial para que se los tomara declaración.
Minutos antes de realizarse estas detenciones, las apenas diez viviendas que forman parte de la zona 'okupada' de Navalquejigo habían sido precintadas por la Guardia Civil por una orden judicial del Juzgado número 1 de San Lorenzo del Escorial, tal y como informaban los carteles colocados en cada una de las puertas.

Esta orden alegaba que dicho "desalojo preventivo" se llevaba a cabo debido al estado ruinoso de las viviendas en las que los miembros del movimiento 'okupa' residían y realizaban sus actividades culturales.

Momentos después del desalojo, sólo uno de los jóvenes 'okupas' se encuentra en el pueblo. Al éxodo que han llevado a cabo los doce detenidos se le ha sumado el de otros que han ido a los juzgados para ver la situación de sus compañeros.

Mena, que es como le llaman, explica que tiene miedo a irse de la zona por si llegan "excavadoras a echar el pueblo abajo". En su opinión, el argumento del estado ruinoso de las viviendas es sólo "una excusa", ya que el motivo del desalojo es bien distinto.

"Usurpación"
A pesar de escudarse bajo el argumento de que las viviendas están en ruinas, las autoridades no han mencionado este punto cuando han procedido al desalojo. Mena aseguró que mientras le leían los derechos a un compañero suyo que estaba siendo detenido, le han dicho que "se les acusaba de usurpación", algo que todavía estaba en trámites ya que no había una sentencia firme sobre ello.

En su opinión, tras este desalojo "preventivo" hay intereses especulativos. Por ello, considera que decir que las casas están en ruinas es simplemente un pretexto "para hacer negocios". "El ansia del dinero es la causa del desalojo", sentenció.

Informe irregular
Mena mantiene esta postura porque el informe en el que se basa este desalojo contiene, a su juicio, varias irregularidades, por lo que lo han recurrido. En concreto, este texto es del año 2000 y está realizado por un arquitecto que él mismo reconoce que "no era ni detallado ni exhaustivo".

Además, al parecer, este peritaje del estado de las viviendas se hizo únicamente basándose en una de ellas, que sí que está en ruinas, pero en la que, según argumentó Mena, "no vive nadie". Todas las demás, incluido el local que servía como centro cultural del pueblo, han sido reformadas y reconstruidas.

Por ello, a los 'okupas' les parece "completamente irregular" que se desaloje "un pueblo entero basándose en el informe no exhaustivo de una sola casa". Además, Mena lamentó que nadie haya pensado en que había gente con niños para los que Navalquejigo era "su único hogar".

Actividades culturales
El centro cultural del pueblo que menciona Mena está igualmente precintado. Desde el año 1997 en el que los primeros 'okupas' llegaron a Navalquejigo, ha sido testigo de casi un centenar de conciertos, de reuniones de colectivos y de puesta en marcha de proyectos.

Frente a él, plagado de varios juguetes que dan fe de la presencia de niños pequeños, se encuentra el huerto que hace tiempo sirvió para hacer proyectos de agricultura ecológica. Además, Navalquejigo ha dado cobijo a ferias medievales, cabarets de circo y a gente de España y el extranjero que creen que "todavía se puede vivir del campo y en el campo".


 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios