www.madridiario.es

Madrid es la primera autonomía que aprueba una estragia de calidad del aire

Repoblaciones y transporte público para luchar contra el cambio climático

Repoblaciones y transporte público para luchar contra el cambio climático

Por Cristina Expósito
jueves 22 de febrero de 2007, 00:00h

Desde hace dos años la Comunidad de Madrid cuenta con un Plan Azul de mejora de la calidad del aire. Sin embargo, el gobierno regional ha dado un paso más y ha convertido el Plan en en una Estrategia para luchar contra el cambio climático, que contempla más de cien medidas y que pretende reducir en 4,5 millones de toneladas de CO2 las emisiones a la atmósfera en 2012.

"La Estrategia de calidad del aire y cambio climático", supone la ampliación de las
actuaciones contenidas en el llamado Plan Azul regional. Según ha explicado el vicepresidente primero del gobierno tras la reunión del Consejo de Gobierno de la Comunidad la Estrategia no cuenta con una dotación economíca porque se trata de las líneas maestras de actuación, "fruto de la reflexión de los expertos y las administraciones".

Entre las iniciativas que detalla la Estrategia de lucha contra el cambio climático destacan las relacionadas con el sector del transporte por ser uno de los más contaminantes. En este capítulo se ofrecerán 30.000 cursos gratuitos de conducción eficiente y se incluye la ampliación de la red de Metro, extender el empleo del biodiésel, gas natural e hidrógeno en la flota de vehículos de los servicios públicos de transporte y la implantación de dispositivos para la eliminación completa delos vapores producidos por el repostaje de combustible en las estaciones de servicio.

En el campo de la construcción residencial, la “Estrategia de calidad del
aire y cambio climático” incentiva la mejora de la eficiencia energética de los
edificios y viviendas. Asimismo, se proponen ayudas para mejorar la eficiencia energética de los edificios. Algunas de las más importantes son: la eliminación de todas las calderas de carbón de la región por su elevado potencial contaminante; la
renovación de la iluminación interior y del alumbrado público y el fomento de
las energías renovables.

Uno de los pilares para frenar los efectos perniciosos del cambio climático es la mejora de las masas forestales. En este sentido, el Gobierno regional cuenta con un Plan de Repoblaciones, que supone la reforestación de 15.000 hectáreas de monte público con 15 millones de árboles hasta 2010. Esta ampliación y mejora de
los bosques existentes va a suponer una reducción de 500.000 toneladas
anuales de CO2.

En el campo de los residuos, la Estrategia impulsa el aprovechamiento
de los residuos generados para la obtención de biogás. Por último, el Plan Azul hace hincapié en la necesidad de lograr una mayor información y sensibilización ciudadana sobre los problemas de la calidad del aire y del cambio climático.

Esta Estrategia regional ha pasado la Evaluación Ambiental Estratégica en
cumplimiento de la Directiva europea sobre planes y programas
recientemente aprobada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios