www.madridiario.es

Investigadores de la Universidad Carlos III han presentado el proyecto

Un nuevo sistema reconoce de forma automática las líneas de la carretera

Un nuevo sistema reconoce de forma automática las líneas de la carretera

lunes 19 de febrero de 2007, 00:00h

Un equipo de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha presentado un sistema de reconocimiento automático de líneas de carretera que permite identificar el tipo de carril por el que está circulando el vehículo. Este sistema inteligente, del que ya existe un prototipo, se basa en un algoritmo que analiza en tiempo real las imágenes que captan unas cámaras a bordo del vehículo y que clasifica las líneas de la calzada para distinguir los límites de la vía y sus características, como su sentido o el número de carriles.

Según los científicos de la UC3M, este dispositivo podría emplearse para mejorar los sistemas de seguridad de los vehículos del futuro o para examinar la calidad y conservación de las líneas de carretera. Este sistema de asistencia a la conducción se está desarrollando en el Laboratorio de Sistemas Inteligentes de la UC3M bajo la supervisión de dos investigadores, Arturo de la Escalera y José María Armingol, que han publicado recientemente un artículo científico en la revista 'Lecture Notes in Computer Science' en el que detallan su funcionamiento.

El ingenio se ha integrado en el IVVI (Vehículo Inteligente basado en Información Visual, por sus siglas en inglés), un coche real (un Renault Twingo) que se ha convertido en una plataforma de experimentación para los profesores y alumnos de la UC3M para el desarrollo de sistemas de ayuda a la conducción basados en el análisis computacional de las imágenes que captan un conjunto de cámaras incorporadas al vehículo.

Este sistema sensorial del vehículo está formado por una cámara a color y una cámara estéreo de blanco y negro. “Las cámaras envían la información a unos ordenadores en red a bordo del coche que analizan las imágenes, y además se incorpora un GPS que indica por conexión inalámbrica la velocidad a la que circula el vehículo”, explica Arturo de la Escalera. “Lo más novedoso es que no sólo detectamos los límites de la carretera y de los carriles, sino que además los clasificamos”.

El sistema puede reconocer, por ejemplo, que a la derecha tenemos un carril de aceleración o que a la izquierda tenemos una línea continua que no se puede cruzar y, por tanto, no se puede adelantar. “De momento hemos conseguido que el sistema distinga las líneas continuas, discontinuas y las que corresponden a carriles de aceleración, pero esperamos ampliar este catálogo pronto”, asegura el ingeniero.

Para conseguirlo, los investigadores han programando un conjunto de aplicaciones que transforman las imágenes deformadas por la perspectiva que captan las cámaras en una especie de plano cenital. “Conociendo la altura de la cámara, su inclinación y las características de la óptica,  cambiamos el punto de vista mediante un proceso de calibración”, comenta Arturo de la Escalera. “De esta forma, conseguimos una recreación de la imagen que se obtendría si la cámara estuviera perpendicular a la carretera, y así resulta más fácil buscar e interpretar las líneas las líneas de la carretera”.

Seguridad activa
Este proyecto se centra en los sistemas de seguridad activa, cuyo objetivo es dotar a los vehículos de sistemas inteligentes que predigan y eviten accidentes. En este caso, el propósito de los investigadores de la UC3M es desarrollar un sistema de alerta ante el alejamiento involuntario del carril. “Buscamos conseguir un sistema que anticipe el peligro y te avise de que llevas una trazada que te conduce a salirte de la vía”, dice José María Armingol. “Esto supone dar un paso más respecto a lo que ya se encuentra en el mercado, que son sistemas que te avisan cuando ya te has salido del carril”, indica.

Por el momento, este sistema sólo funciona en carreteras marcadas, y cuando hay líneas mal pintadas o defectuosas todavía no funciona correctamente, aunque los investigadores están trabajando para solucionar este problema mediante la integración temporal de las medidas, que permitirá discriminar las informaciones erróneas de lectura causadas por los defectos en la pintura. “No obstante -señala Arturo de la Escalera - esta es otra de las utilidades de estos sistemas, que pueden funcionar como un inspector de las carreteras, detectando fallos en la conservación o señalización de la vía e indicando la posición de los mismos mediante su GPS”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios